Small time
Título original
Small time
Género
Año de producción
2016
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
104'
Fecha de estreno
14/10/2016
País

Small time

3 / 6
Humor 0/5
Acción 2/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

Small time tiene pinta de telefilm, ritmo de telefilm, escenarios de telefilm y, definitivamente, parece un telefilm. Sabemos que, en este género, pocas cosas suelen fallar por lo que las actuaciones son correctas, la trama interesante, la mezcla de drama y simpatía eficaz y la duración más que aceptable.

Sin embargo, pocos telefilms cuentan con un protagonista tan interesante como Al Klein, el personaje interpretado por Christopher Meloni. En torno a él se concentran una serie de problemas tan cotidianos que, a veces, pasan desapercibidos en las grandes producciones cinematográficas.

Al Klein no es un fracasado, ni siquiera, a pesar de sus lágrimas, se puede considerar infeliz o amargado. Simplemente, y como se traduce del inglés el título original, es un hombre sin éxito, cuya vida funciona a medio gas.

No obstante, la edad, el cansancio y el paso de su hijo al mundo adulto le generan una crisis por comparación. No puede competir con el actual marido de su exmujer y su pequeño mundo se tambalea, poniendo a prueba su temple y su personalidad.

Y no pasa mucho más en esta película. Joel Surnow, su guionista y director, hace desfilar por el concesionario, auténtico epicentro de los desastres y aciertos pasados y presentes de Al, a todos los personajes con la agilidad que le da su experiencia como guionista habitual de series como 24, Nikita o Sin identidad. Y entre bromas, broncas y dramas va asentándose lo verdaderamente importante y el éxito que de verdad merece la pena; que pasa, como no puede ser de otro modo, por pensar primero en los demás.

Lo dicho, un auténtico telefilm pero con una carga de humanidad que ya la quisiéramos ver en manos de los cineastas serios.

Firma
: Esther Rodríguez


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario