Star Wars: Los últimos Jedi
Título original
Star Wars: The Last Jedi
Año de producción
2017
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
150'
Fecha de estreno
15/12/2017
País

Star Wars: Los últimos Jedi

4 / 6
Humor 2/5
Acción 4/5
Violencia 2/5
Sexo 0/5

Rian Johnson firma la entrega más atípica de la saga que deja a un lado lo viejo para dar paso a lo venidero. Mucha acción y la mezcla de viejos y nuevos héroes harán esta cinta más que disfrutable.


Star Wars: Los últimos Jedi retoma la historia donde se quedó su predecesora, El despertar de la Fuerza. Johnson (Looper) toma el relevo y crea un relato que mezcla lo original con toques propios de la saga.

La guerra continúa entre la Primera Orden y la Resistencia Rebelde. Mientras el acorazado persigue a los rebeldes, podremos admirar nuevos paisajes, lugares y criaturas de la mano de las diferentes aventuras.

La película ha dividido mucho al público. Quizás porque esperan otro héroe como Luke Skywalker y otro villano como lo fue Darth Vader. El director nos anima a dejar atrás lo viejo y acoger aquello que el legado de estos pioneros ha dejado. Más que el punto intermedio de una triología, parece el punto final de lo que fueron los Jedi y el inicio de lo que van a ser.

Lo que más apasiona en este filme son los personajes. Poe (Óscar Isaac), Finn (John Boyega) y Rey (Daisy Ridley) nos recuerdan al veterano trío de héroes Luke, Leia y Solo, aunque proviniendo de sitios totalmente diferentes. Mark Hamill está sublime en su papel como viejo Skywalker que busca el sentido de su vida. Por otro lado, la evolución de los protagonistas Rey y Kylo Ren –un Adam Driver que le da muchas vueltas al de la entrega anterior– se muestra poco a poco, con sus debilidades y sus ansias de poder y de saber. Hay momentos en los que la línea que separa el bien del mal es tan fina que la duda sobre qué rumbo tomarán te invade continuamente.

Alguna ingenuidad en el guión se equilibra con grandes escenas y momentos entrañables protagonizados por personajes míticos, sin llegar a ser nostálgicas ni ñoñas. Hubiera gustado que se patentara más el poder del Mal en la figura de Snoke (Andy Serkins) y algún esbozo más sobre alguno de los villanos como el Capitán Phasma (Gwendoline Christie).

Como siempre, los ingredientes de la casa están patentes: el sacrificio por una causa, la amistad, la valentía, la redención y superación personal… Todos ellos atributos de esta guerra, como lo es la ya patentada banda sonora de John Williams, que todavía ha sido capaz de ampliarla aún más.

Johnson aporta ligereza a las bromas, un toque visual al diseño pero, sobre todo, una comprensión narrativa de la relación entre Rey y Kylo Ren. Al fin y al cabo, el director nos ofrece lo novedoso: una película trepidante, fresca, original, por muchos detractores que se hayan estancado en lo viejo. Me quedo con la frase de Luke “Esto no va a ir como tú crees”, que resume mucho de lo que es este largometraje.

Firma: Elena Mira