Tierra firme
Título original
Tierra firme
Género
,
Año de producción
2016
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
113'
Fecha de estreno
24/11/2017

Tierra firme

2 / 6
Humor 0/5
Acción 1/5
Violencia 0/5
Sexo 3/5

Esta historia sobre la maternidad en una relación lésbica y los conflictos que supone ambicionar objetivos distintos se narra con bastante capricho y poca efectividad.


Carlos Marqués-Marcet levantó expectativas con su siguiente película tras (la sobrevalorada) 10.000 km. En Tierra firme sigue aliado con Natalia Tena, David Verdaguer y gran parte de su equipo.

La debilidad del guión desconcierta tanto como el propio desconcierto que pretende reflejar de la vida de Eva, Kat y Roger. El film de Marqués-Marcet no parece ser muy ambicioso. Desde luego no es profundo ni solemne, pero desprende bastante. Sin buscarlo, desprende la fuerza imperativa de la naturaleza humana, que se vuelve loca cuando pretendemos reinventarla y transformarla a base de artefactos y procesos.

Sin embargo, en realidad, la película apuesta por una cómoda e inmadura posición que narrativamente busca congraciarse con el espectador a través de una estética casualmente hipster. Por eso, entre lo trivial y lo trágico, el guión no consigue ni momentos auténticamente dramáticos y emocionantes, ni construir un argumento que implique al espectador con los personajes y las cuestiones que se debaten.

La trama navega como el barco (del film) por las aguas sentimentales de cada protagonista, con giros demasiado caprichosos, que pretenden justificarse por la supuesta simpatía de su sus protagonistas.

Por eso, en la desembocadura, nos encontramos con un relato de tono culebronesco escondido en momentos preciosistas (esos planos poco coherentes de las aguas) y ligeros, pero enormemente tristes (como esas gratuitas secuencias sexuales que pretenden ser marca Marqués-Marcet a falta de algo más que contar).

Firma: Lourdes Domingo