Tocando el viento
Título original
Brassed Off
Género
Año de producción
1996
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
103'
Fecha de estreno
25/05/1997
País

Tocando el viento

3 / 6
Humor 2/5
Acción 1/5
Violencia 0/5
Sexo 2/5

Espléndida película del joven cineasta inglés Mark Herman, que sorprendió en el Festival de Cannes ’97 y está batiendo récords taquilleros en toda Europa. Se trata de una producción, aparentemente modesta, que evoca una realidad social 250.000 mineros parados desde 1984, a través de una banda-arquetipo de las muchas que alegran la dura cotidianidad de esas zonas obreras. A tal fin, el mismo realizador y guionista declaró: “La película trata en realidad sobre una comunidad de la que uno asume que desaparecerá tan pronto como alguien tire de la alfombra sobre la que se aposenta sus pies. La industria principal desaparece de la noche a la mañana, pero el núcleo de resistencia del pueblo mantiene unida a la comunidad. Es el espíritu del lugar y le da vida. No es tan sólo una historia de Yorkshire aunque Steve Abbott [el productor] y yo seamos de esa región del norte de Inglaterra hay que recalcarlo. Es una historia universal. Lo mismo está sucediendo, por ejemplo, en las poblaciones de la industria del acero en Estados Unidos concluye Herman y por lo que he oído en España, en Asturias y León.

Cualquiera se puede identificar con sus efectos. La repetición de esas situaciones es devastadora independientemente de dónde y cuándo se produzcan”. Rodada en escenarios naturales de Grimethorpe, Halifax, Doncester y algunas otras localidades del sur de Yorkshire, el filme cuenta con una excelente interpretación coral, así como de sus principales papeles: el veterano Pete Postlethwaite (En el nombre del padre), como Danny, el apasionado director de la Grimley’s Band; el ascendente Ewan McGregor (Emma, Trainspotting, The Pillow Book), como el joven minero Andy; y la atractiva Tara Fritgerald (El inglés que subió una colina pero bajó una montaña), como Gloria, la intérprete de fiscorno e ingenua “agente” de la patronal, por no seguir más.

 Estamos ante una inteligente cinta de denuncia social, llena de humanidad y con la solidaridad como fondo; no ante una mera película de crítica sobre la política conservadora del anterior Gobierno británico. El retrato de mentalidades resulta muy brillante, y no incurre en las frivolidades habituales (sólo unos detalles irreverentes y eróticos, salvados por la elipsis) de este tipo de cine “comprometido”. Lejos, por tanto, de la dureza de sus antecesores de los 60, el Free Cinema, o de los herederos Ken Loach y Stephen Freak, Mark Hamon incide más en la ironía y en el agudo sentido del humor, haciendo que su crítica resulte amable y hasta emocionante; pues, ayudado por la música, afecta en el ánimo del espectador (me sentí especialmente conmovido con el número del “Concierto de Aranjuez”, del maestro Rodrigo). Así, Brassed Off logra una atmósfera nada derrotista y refleja el ambiente general del país y la problemática de un sector afectado por la crisis y los intereses de los “poderosos” sindicatos incluidos?, que puede ser superado por el estado de ánimo de unos ciudadanos acostumbrados a luchar y con la energía y el amor suficientes para seguir “tocando el viento”… El mismo protagonista manifestó al respecto: “Al igual que Mark Herman y Steve Abbot dice Pete Postlethwaite yo era un ferviente seguidor de la huelga del sector minero y me rompía el corazón pensar que comunidades enteras quedaban destruidas cada vez que se cerraba un pozo. Yo soy de Lancashire y al ser también del Norte, era muy consciente de que muchas poblaciones dependían enteramente de una sola industria. Y si esa industria desaparece, la población se muere. Sin embargo, hay algo en la fuerza y el tesón de la gente del Norte que les permite seguir luchando”. De ahí el significativo discurso de Danny, en el Albert Hall de Londres, junto a la interpretación final del himno británico en el paseo de la banda por la capital, que pone broche de oro a Tocando el viento.

Firma: Josep Maria Caparrós


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario