Torrente 5: Operación Eurovegas
Título original
Torrente 5: Operación Eurovegas
Género
Año de producción
2014
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
105'
Fecha de estreno
03/10/2014
País

Torrente 5: Operación Eurovegas

1 / 6
Humor 0/5
Acción 4/5
Violencia 3/5
Sexo 3/5

El taquillero Torrente regresa con una nueva entrega, fiel al espíritu de sus predecesoras aunque más atrevida y punzante en lo que se refiere a la crítica social y contando, además –y no hago spoiler- con numerosos cameos de primera categoría.

Los ingredientes del éxito ya los conocemos: primero, la patética situación de un equipo de incompetentes, a cada cual más caricaturesco, que tiene que llevar a cabo una misión que le queda grande. Mortadelo y Filemón elevado al cubo. Segundo, un personaje que ha conseguido ganarse la simpatía del gran público, Torrente, cuyo vocabulario y cuyas rudas maneras de tratar a sus compañeros siguen fieles a lo que el fan de la saga espera encontrar. Tercero, un puñado de gags insignia de la franquicia, cuya presencia Segura justificó comparándolo con la de James Bond: “si vas a ver la nueva y no dice lo de ‘me llamo Bond, James Bond’, sales decepcionado”. Cuarto, escenas de acción, tan circenses como brillantemente realizadas.

La película tiene grandes puntos de humor pero, como era de esperar, sigue resultando desagradable por lo explícito (y, a menudo, totalmente prescindible) de sus guarrerías y su desenfadado humor verde; lo cual es una lástima, ya que de lo contrario podría incluso permitirse abrazar también al público familiar, como hiciera Mortadelo, o al público joven más exigente. En este sentido, se trata de una saga que, para bien y para mal, mucho ha tenido que aportar a la identidad de los adolescentes: la banalización de la sexualidad, su modo de comportarse, razonar y, en especial, hablar.

España ha parido a Torrente, pero también Torrente ha moldeado España. Y vuelve a estar sobre la mesa el debate, ya casi extinguido, del alcance de la comunicación y su consiguiente responsabilidad.

Firma: Josepmaria Anglès


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario