Trumbo: La lista negra de Hollywood
Título original
Trumbo
Género
,
Año de producción
2015
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
124'
Fecha de estreno
29/04/2016
País

Trumbo: La lista negra de Hollywood

3 / 6
Humor 1/5
Acción 2/5
Violencia 2/5
Sexo 0/5

Aunque Trumbo no es propiamente una película política, sí lo es en lo que atañe a la libertad de expresión. En aquellos años el “mundillo” de Hollywood andaba especialmente preocupado, tanto por el notable “glamour” que rodeaba a algunas de sus estrellas como por las tendencias políticas de significados escritores que, notoriamente, destacaban en la manifestación de sus ideales en contraposición con sus verdaderos “targets” económicos.

La famosa columnista norteamericana Hedda Hopper, interpretada en el film por la galardonada Helen Mirren, fue una de las más furiosas detractoras de aquellos grupos germinados en los pasillos del mundillo cinematográfico, que no dudaban en significarse activamente acerca de una forma de vida y comportamiento pese a que sus propios emolumentos seguían otras directrices.

La cinta, en sus créditos técnicos y especialmente por tocar una parte destacada de la vida de uno de sus más acreditados guionistas, se ha rodeado de figuras de marcado relieve, como el director Jay Roach (Los padres de ella) o el libretista John McNamara (Aquarius). Y en el cuadro de intérpretes destaca el excelente retrato del protagonista principal, a cargo de Bryan Cranston (Argo, Breaking bad), y la aparición estelar de la gran actriz Helen Mirren (La Reina) en el rol de Hedda Hopper, sin olvidar a la sensible y enamorada esposa de Trumbo en el film, Diane Lane, en una de sus mejores interpretaciones.

El cine –que en su apariencia fílmica nos ofrece la mayor parte de las veces simulación y fantasía, pese a que en su trasfondo reproduzca ocasiones vitales– en este caso no esconde los dramáticos aspectos de la vida de uno de sus creativos más destacados, situándolos en un rechazo frontal a sus inclinaciones políticas, circunstancia que le obligó a firmar sus guiones con nombres falsos para poder seguir con su auténtica vocación. También hay que tener en cuenta el momento y las circunstancias de aquellos años para poder valorar fríamente tanto sus sentimientos como las decisiones políticas adoptadas por los tribunales estatales.

Dalton Trumbo, a lo largo de su carrera como guionista obtuvo 2 Oscar: uno en 1953 por Vacaciones en Roma y en 1956 por El Bravo. Pero en ambos casos con seudónimo o a nombre de otro colega.

Reinar… después de morir.

Firma: Joaquín Guitart


Deja un comentario