Un amor entre dos mundos
Título original
Upside down
Año de producción
2012
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
100'
Fecha de estreno
05/04/2013
País

Un amor entre dos mundos

2 / 6
Humor 0/5
Acción 1/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

Juan Solanas, argentino de nacimiento, emigró a Francia durante la dictadura militar. En el país galo ha desarrollado una corta carrera como cineasta entre la que destaca un film sencillo y poco perfilado que pudo verse en la sección Un certain regard en Cannes 2005, un par de cortometrajes (uno de ellos, L’homme sans tête, premiado en Cannes por el Jurado en 2003) y un documental.

Con esta apuesta, hace alarde de cierto surrealismo por la mezcla de leyes gravitatorias y coexistencia de universos, con un punto de Michel Grondy, pero hundido en un esquemático guión, donde los tonos pastel forman parte de la trama.

No puede negarse que la premisa de Un amor entre dos mundos es original y contiene ese punto de locura y cierto envoltorio de cuento fantástico que llama la atención. Sin embargo, la fórmula es engañosa y Solanas no logra desarrollar el material ni con coherencia visual (a pesar de que se esfuerza, en especial en los raccords de miradas verticales tan difíciles de articular) ni con profundidad en lo argumental de su imaginario. Seguramente, se confía demasiado en que la casi platónica historia de amor capture al espectador, pero su estereotipado tratamiento dinamita la posibilidad de hacerla atractiva.

Como apunte en la línea del trabajo estético, fuera del ámbito de los efectos digitales también presentes, está la pauta marcada por el director de fotografía, Pierre Gill, que usó película Kodak para rodar las escenas del mundo de arriba y Fuji para las de abajo. Con eso ha logrado diferenciar aún más la luz, granulado y tonalidades entre los dos universos.

No obstante esos empeños, el film de Solanas no despega ni en medio de tanta gravedad.

Firma: Lourdes Domingo


Deja un comentario