Una historia de locos
Título original
Une histoire de fou
Género
Año de producción
2015
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
134'
Fecha de estreno
24/03/2017
País

Una historia de locos

3 / 6
Humor 0/5
Acción 2/5
Violencia 1/5
Sexo 1/5

Robert Guédiguian sigue hablando de Marsella y lo hace enraizándose de nuevo en un problema de confrontación ideológica. Esta vez, desgrana dos puntos de vista sobre quienes habitan en su bella Francia.
Inspirado en un hecho real, Una historia de locos trata el Genocidio Armenio y de su olvido por parte de la comunidad internacional. El director reaviva los recuerdos de un pueblo a través de sus personajes. Unos luchan por su causa, otros son víctimas de ella, otros tan solo quieren integrarse… La soledad y la desesperación por dar a conocer la reivindicación cae en el vacío de una Marsella a la que le queda muy lejos esa pequeña región que fue invadida por Turquía.
Con esa idea de fondo, la trama arranca con un desconcertante preámbulo en blanco y negro que marca el punto de partida de los hechos así como la maestría del film. Aunque el guión decae en ciertos puntos, el Guédiguian de El cumpleaños de Ariane y Las nieves del Kilimanjaro no deja de sorprender con escenas líricas y emotivas que conducen al interior de sus personajes. Y es también gracias a la actuación de Ariane Ascaride (habitual en su cine y su mujer) y Simon Abkarian que se salva, en varias ocasiones, la faceta un tanto aleccionadora de la película.
Nos encontramos ante una historia real en la que la víctima quiere conocer al verdugo, y descubrimos que el verdugo tiene razones para hacer lo que hizo. En definitiva, Una historia de locos que conecta brillantemente la visión local con la global y aterriza en un momento en el que Europa que se enfrenta a disyuntivas muy similares ante la problemática del estado islámico.
Firma: Carla Sciamma


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario