Urban Hymn
Título original
Urban Hymn
Género
Año de producción
2016
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
114'
Fecha de estreno
03/02/2017
País

Urban Hymn

3 / 6
Humor 0/5
Acción 2/5
Violencia 4/5
Sexo 1/5

Michael Caton-Jones, escocés residente en Londres, firma este nuevo título ambientado en las revueltas sociales de hace unos años en la capital británica después de haber dirigido, Rob Joy en 1995, Chacal en 1997 e Instinto básico 2 en 2006, además de otros importantes títulos que avalan su filmografía.

En esta nueva ocasión sitúa en pantalla un tema de vital importancia como es el de la redención de una juventud marginada, en algunos casos por resentimiento propio sin motivación aparente y, en otros, los más, por tristes antecedentes familiares ocurridos en temprana edad; esa edad en que las circunstancias pueden dejar dramática y permanente huella si no existe una motivación estabilizadora de su propio carácter.

El tema es francamente interesante tanto en la época que representa el film como en la misma actualidad, por cuanto los factores negativos que influyen en el incívico comportamiento de ambas muchachas, tanto en su primera fase como en su entrada a la juventud, en determinados casos siguen vigentes en nuestros días, si no fuera por el continuo avance de las previsiones educativas y morales que inducen a la visión de nuevos y esperanzadores horizontes.

En el desarrollo fílmico de Urban Hymn, se aprecian dos interesantes etapas. La primera, descriptiva del problema en sí, con la aparición de un alma redentora: una apasionada voluntaria del centro cívico donde residen ambas muchachas y que sabe, en segunda fase, encontrar el mejor camino para encauzar a una de ellas.

Y en la película, como en muchos casos, la música es un excelente paliativo para llevar a buen puerto el mejor temple de la juventud en su contacto con los demás, el conocimiento de la cultura. Y en definitiva, la propia confianza en un futuro mejor

La letra de una canción en la película, es su mejor resumen: “Muéstrame tu buena voluntad… para que yo pueda enseñarte el mejor camino…”

Firma: Joaquín Guitart


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario