Valerian y la ciudad de los mil planetas
Título original
Valerian and the City of a Thousand Planets
Año de producción
2017
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
137'
Fecha de estreno
18/08/2017
País

Valerian y la ciudad de los mil planetas

3 / 6
Humor 1/5
Acción 3/5
Violencia 1/5
Sexo 0/5

El realizador Luc Besson regresa a la ciencia-ficción tras El quinto elemento (obviamos voluntariamente su desafortunada Lucy) adaptando la serie de comics Valerian, agente espacio-temporal, creada en 1967 por Christin, Méziéres y Tranlé.

Fiel a sí mismo, nos encontramos en esta película un explosivo festival de color y una puesta en escena que supone un auténtico derroche de imaginación. El equipo de efectos especiales realiza un trabajo perfecto en todo momento, haciendo creíble una historia no demasiado compleja a pesar de la extraña palabrería que conlleva el género.

Cuenta con un muy buen arranque, a ritmo del Space Oddity de David Bowie, ya que, aparte de sugerente, adelanta las intenciones de Besson que, en su línea, aprovecha la acción para lanzar un mensaje de paz y entendimiento entre los hombres y de respeto a la naturaleza. El film es muy entretenido a pesar de sus 137 minutos de metraje; aunque va perdiendo equilibrio hacia el final. Desde la espectacularidad y agilidad de la escena del Gran Mercado en la primera parte, el guion se va ralentizando por la inclusión de, por ejemplo, el provocativo, cansino y superfluo baile de Rihanna o los recurrentes e innecesarios flashbacks para contarnos la historia del planeta Mülh.

Tampoco en los diálogos se ha conseguido la frescura y el humor que parecían pretender pero, aun así, el conjunto es un buen producto de entretenimiento para un público muy amplio y tiene la suficiente calidad como para verlo disfrutando de sus múltiples aciertos.

Firma: Esther Rodríguez