Wonder wheel
Título original
Wonder wheel
Género
,
Año de producción
2017
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
101'
Fecha de estreno
22/12/2017
País

Wonder wheel

3 / 6
Humor 1/5
Acción 1/5
Violencia 0/5
Sexo 1/5

La propuesta de Woody Allen de este año ofrece un homenaje, cosido con detalles visuales, a la tragedia y a su revisión por parte de la dramaturgia norteamericana.


Llega el Woody Allen de este año. Y, en esta entrega, el más que veterano director neoyorquino aparece más triste y melancólico que en su anterior producción: Café Society, en la que también se aprovechó del dominio de los cálidos del director de fotografía Vittorio Storaro.

Con un pesimismo disfrazado de espejismos momentáneos de esperanza, Allen retrata lo que se escapa, la añoranza de lo que se perdió y el patetismo de lo que en realidad no se tiene. En ese casi existencialismo se mueven unos personajes que pasean ligereza y frivolidad con ínfulas intelectuales y también patetismo transformado en monstruo devorador, además de ingenuidad ciega y estupidez simplona.

Por esa orilla, la trama pretende homenajear las revisiones modernas y nortemericanas de la tragedia griega, sin olvidar algún rasgo (ahora más escondido que nunca) del humor Allen.

Si se mira bajo esa perspectiva, Wonder wheel se sostiene. Personajes con fuerza, escenografía muy perfilada y casi de casa de muñecas, ritmo y contemplación y ese pantano de erudiciones poco molestas dejan al espectador con un título que sin ser el mejor (esta frase es ya casi un cliché, dado el ritmo anual de este cineasta) tampoco defrauda.

Firma: Lourdes Domingo