Wonder

Análisis

La esperada adaptación del éxito editorial Wonder no defrauda. El film de Chbosky aúna a todas las edades bajo el paraguas de una historia que emociona, con risas y lágrimas, y que sostiene un evidente tono amable en el punto justo para no cansar y para remover por dentro.


Desde su publicación en 2012, el libro de Raquel J. Palacio se ha convertido en un consenso poco habitual entre lectores. Estamos en una década donde el sector editorial dedica a los más jóvenes sagas ruidosas que buscan deslumbrar con distopías y fantasías, en las que dejan poco margen para el gusto literario y para un aprendizaje vital más allá de “si la cosa se pone fea, el fin justifica los medios”.

En Wonder novela confluyen un buen uso de la técnica narrativa consciousness o monólogo interior, en el corazón de una propuesta sencilla pero penetrante sobre cómo manejamos las apariencias (e interioridades) propias y las de los demás.

Cabe decir que la adaptación de Stephen Chbosky, con algunas libertades, no traiciona y hace justicia al espíritu del papel, añadiendo y haciendo brillar la historia con los recursos propios del cine. Su visualización de todo lo que imaginamos mientras leemos las páginas de Palacio trabaja aspectos de guión y destaca aún más la luz y el sentido del humor que desprende la familia de August, otros personajes y espacios.

Chbosky ya se encargó de principio a fin de otro largometraje –Las ventajas de ser un marginado– que también se aventuraba en las complicaciones de ajustarse en la socialización adolescente. Esta vez, junto a Steve Conrad (La vida secreta de Walter Mitty, En busca de la felicidad) y Jack Thorne (Mejor otro día) sacan brillo a un relato de superación con dos grandes aciertos, entre otros muchos: el brillo no se convierte en rayo kitsch almibarado y la trama nos descubre que los que aprenden a superarse no siempre son los que uno espera.

La película se amolda perfectamente a lo que a veces denominamos de forma etérea un buen film. Todo el mundo cabe, todo el mundo entra y todo el mundo puede verse reconocido en un argumento narrado con eficacia e interpretado con gran poder por un Jacob Tremblay (La habitación), con el que compiten sanamente en capacidad expresiva Izabela Vidovi y Noah Jupe.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Stephen Chbosky

Guionistas: Jack Thorne, Stephen Chbosky, Steve Conrad

Intérpretes: Bryce Gheisar, Elle McKinnon, Izabela Vidovic, Jacob Tremblay, Julia Roberts, Mandy Patinkin, Noah Jupe, Owen Wilson

Género: -

País: EE.UU.

Fecha estreno: 01/12/2017

Lenguaje:

Público

+7 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Valores

August Pullman (Jacob Tremblay) es un niño nacido con el Síndrome de Treacher Collins. Las malformaciones faciales y sucesivas operación, hasta ahora, le han impedido ir a la escuela. Pero tiene diez años y ha llegado el momento de intentar compartir aula con más chicos de su edad.

Título original: Wonder

País: EE.UU.

Duración: 113'

Fecha producción: 2017

Distribuidora: Entertainment One

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies