Wonderstruck. El museo de las maravillas

Análisis

Dos historias se unen para crear una sola narrativa en un guión lento, pero que sabe desprender la magia que esconden los tesoros de un niño o de un museo. Una historia silenciosa apoderada por los sonidos y un fuerte mensaje de búsqueda personal.


Entre tantas narraciones masticadas, personajes idealizados y ambientaciones espectaculares, cada vez resulta más difícil fascinar a los niños. Los jóvenes están perdiendo la capacidad de imaginar, crear y asombrarse. Esto lo ha entendido muy bien Brian Selznick quien, tras el éxito de su novela juvenil La invención de Hugo (adaptada al cine por Scorsese), publicó en 2011 Maravillas. Este relato nos zambulle en un misterio en el que, poco a poco y como un puzzle, dos jóvenes buscan su identidad.

Todd Haynes (Carol) es el encargado de llevar el libro a la gran pantalla. Por su parte, la crítica se ha mostrado muy dispar a la hora de apreciar este trabajo del director. Sí que es cierto que el resultado no se parece a ninguna de las dos obras citadas anteriormente. Ni Haynes apuesta por el registro de Carol, ni Selznick (que también se encarga del guión) escribe una trama espectacular, como la de Hugo. Esta vez, el tiempo es pausado y la “magia” más sutil. Esta vez, el Nueva York de los años veinte se encuentra con el de los 70. Esta vez, la investigación rigurosa de lo que se explica en el film salta a primer plano con perfectas ilustraciones y un montaje que hace relucir lo misterioso. Y nos transmite la ingenuidad de unos niños que se entusiasman por descubrir la historia, la naturaleza y todo aquello que quieran atesorar. Nos cuenta que lo grande se encuentra en la ilusión que uno ponga en descubrir el mundo que nos rodea.

Si a este mensaje le sumamos que ambos protagonistas padecen una discapacidad auditiva, la película adquiere un aire todavía más profundo. Los diálogos empiezan a desaparecer para que cada plano dé vida a distintos sonidos y melodías que explican su universo interior y exterior. Como si se tratara de un film en blanco y negro, Carter Burwell, compositor de Fargo, Crepúsculo y Carol hace un trabajo magistral.

Y en cuanto a las estrellas, resalta el joven Jaden Michael (Paterson) que se desenvuelve mejor que el más protágonico Oakes Fegley (Peter y el dragón). Y nos saben a poco las fugaces apariciones de Julianne Moore y Michelle Williams.

Esta propuesta intensa y contemplativa es un espacio interesante para que los niños se reconcilien con las ganas de saber e investigar.

Firma: Carla Sciamma

ficha técnica

Director: Todd Haynes

Guionistas: Brian Selznick

Intérpretes: Amy Hargreaves, Cory Michael Smith, James Urbaniak, Julianne Moore, Marko Caka, Michelle Williams, Millicent Simmonds, Oakes Fegley

Género: Drama, Fantasía, Misterio

País: EE.UU.

Fecha estreno: 05/01/2018

Lenguaje: Coloquial

Público

+12 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Valores

Ben y Rose son niños de dos épocas distintas, que desean que sus vidas sean diferentes. Ben sueña con el padre que nunca conoció, mientras Rose lo hace con una misteriosa actriz cuya vida narra en un libro de recuerdos. Cuando Ben descubre una pista en casa y Rose lee un tentador titular en el periódico, ambos comienzan una soprendente búsqueda.

Título original: Wonderstruck

País: EE.UU.

Duración: 120'

Fecha producción: 2017

Distribuidora: Diamond Films

Color: Color-B/N

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies