Desaparecer de internet

Eliminar el rastro digital de cada uno, es un trabajo minucioso. Pueden existir varios frentes abiertos y dejarlo todo bien atado para que no aparezcan trapos sucios con el tiempo requiere muchos pasos.

1-Redes sociales

Borrar toda la información que se vierte en internet no es tarea fácil. Cada red social tiene sus políticas y sus trucos y no siempre se consigue desaparecer a la primera.
En Facebook se puede desactivar la cuenta de forma temporal en “Configuración de la cuenta/ Seguridad”, aunque así no eliminaremos la información. Para ello hay que hacer click en este enlace y seguir los pasos.
En Twitter al hacer click en “Configuración” una de las opciones es “Desactivar cuenta”. Al seguir el enlace se informa de que Twitter guarda los datos 30 días y que tras ese período la cuenta será totalmente eliminada. Otra opción es borrar los tweets más comprometidos con herramientas como Tweet Delete.
En todas las redes sociales se pueden eliminar las cuentas y su contenido. Si no se da con la manera, lo mejor es ponerse en contacto directamente con ellas para solicitarlo.

2-Buscadores
Al realizar una búsqueda con el nombre y apellido entrecomillado, se obtendrán los resultados de la huella digital que se ha ido dejando. Lo más probable es que la mayoría de la información pertenezca a redes sociales. Para el resto, Google ofrece unos formularios para eliminar contenido de la web de otros usuarios. Además los ciudadanos europeos pueden rellenar este cuestionario para solicitar que se retiren enlaces que contienen material censurable.

Es importante remarcar que lo mejor es ser prudentes a la hora de hacer público cualquier cosa en la red. Pensar mucho lo que vamos a difundir, cómo y a quién, e intentar prever las consecuencias a largo plazo.


Este artículo se publicó en Internet. Añadir el enlace a tus favoritos.