Los visitantes la lían (en la Revolución Francesa)

Atascados en los corredores del tiempo, el conde Godofredo “el Audaz” y su cafre escudero Delcojón “el Bribón” llegan a la Revolución Francesa. Aparecen poco antes de que los descendientes de Delcojón (ahora apellidados ”DelCojoné”) confisquen el castillo y todos los bienes de los descendientes del conde, unos aristócratas que huyen de “Madame La Guillotine”.