Un E3 con luces y sombras

Acaba otro E3 espectacular y lo hace con Microsoft en plena forma, Sony manteniendo su cetro y Nintendo dejando más dudas que alegrías. Os explicamos cómo ha sido la feria más importante del mundo de los videojuegos:

Microsoft

Después de varios años sin destacar, la compañía americana bordó un show digno de las mejores conferencias de antaño, tanto por exclusivos como por juegos multiplataforma presentados en su espacio. 50 títulos mostrados y 15 exclusividades del nivel de Gears of War 5, Forza Horizon, el nuevo Halo, Ori and the Will of the Wisps… Entre tanta espectacularidad, destacó el mencionado Gears of War 5, un título de acción para mayores de edad que, en su día, fue todo un referente para otros títulos del estilo. Pero no solo de exclusivos se vive. En su conferencia, también se presentaron Devil May Cry 5, The Division 2 y Jump Force, un nuevo título de lucha basado en varios de los animes japoneses de moda.

Microsoft presenta grandes exclusividades y numerosos multiplataformas, además de nuevas colaboraciones con estudios independientes. Y, por si fuera poco, avanzaron que ya están trabajando en la sucesora de XOne… aunque no se vio nada…

Sony

La conferencia de Sony no fue tan espectacular, pero se sustentó en tres juegos destinados a vender millones: The Last of Us 2, Nioh 2 y Resident Evil Remake 2. El primero es la secuela de uno de los títulos más laureados de la anterior generación. Una aventura de acción en un mundo post-apocalíptico bastante violenta pero con un trasfondo interesante (recuerda al mítico film The Road protagonizado por Viggo Mortensen). En esta ocasión repite el mismo tono argumental y otros temas más delicados. Por otro lado, Nioh 2 es la secuela de uno de los juegos que más sorprendieron al principio de esta generación. Acción fantástica ambientada en el japon feudal. El remake de Residen Evil 2 cerró la conferencia dejándose ver. Sin duda, uno de los regresos más sonados. Death standing, la nueva obra de Kojima –creador de Metal Gear Solid– también hizo acto de presencia. Por último, también hubo un lugar para Dreams, lo nuevo de los creadores de Little Big Planet, para todos los públicos. Arte puro.

Conferencia correcta pero sin grandes alardes ni novedades. Se ha echado en falta algún anuncio más o que se vieran juegos como Final Fantasy VII Remake o Shenmue 3.

(Atención: Resident Evil 2 Remake es un juego de terror y violencia explícita)

Nintendo

Todas las esperanzas que estaban depositadas en esta conferencia se esfumaron a medida que pasaban los minutos. Sin duda, uno de los años más flojos de Nintendo. Difícil de entender, por cierto, porque las ventas de Switch son espectaculares. Sin embargo, la compañía japonesa se limita a enseñar Super Smash Bros (ya presentado anteriormente) y poco más. Ausencias como la de Bayonetta 3, el nuevo juego de Yoshi, Metroid 4, un rumoreado Luigis Mansion 3 o Metal Gear, fueron demasiada losa para ellos. Una lástima. Como apunte final, presentaron la versión de Fortnite para Switch, que ya está disponible.

Conferencia pobre y muy limitada. No se vio ninguno de los supuestos anuncios que iba a hacer Nintendo. 2018 está siendo un año flojo para la compañía japonesa. Switch está viviendo de las rentas de un primer gran año y de los juegos mulliplataforma. Ni siquiera Nintendo Labo ha resultado ser lo que se esperaba. Tienen que espabilar, porque una gran consola sin juegos…

Otras conferencias: EA, Bethseda, Ubisoft…

En cuanto a las conferencias multiplataforma –con juegos que llegarán a PS4, XOne y/o Switch-, todas estuvieron a gran nivel. Bethseda anunció el nuevo The Elder of Scrolls –es decir, el sucesor de Skyrim-, poniendo en pie a toda la sala. No es para menos. El juego de rol medieval salió hace unos cuantos años y se ha adaptado a casi todas las plataformas, siendo un éxito rotundo. La llegada de su sucesor es una alegría para todos. Ubisoft tampoco se quedó atrás con títulos como Assassins Creed Odyssey o The Division 2. EA, por su parte, se limitó a presentar Fifa 19 y su nueva versión de NBA Live. Correcto pero sin más. Tampoco podemos olvidar Kingdom Hearts 3 o Tomb Raider, que llegará en enero de 2019. En esta ocasión presentó el universo de Frozen en el juego.