El 64% de la programación diaria en horario del menor vulnera la ley

Salvame-0708-BlogACT2

El 64% de los programas que se emiten diariamente en el horario de superprotección al menor de tarde (de 17 a 20 horas), en las cadenas principales, no son adecuados para la infancia y vulneran el Código de Autorregulación de Contenidos Televisivos y la Ley de Comunicación Audiovisual con algunos de sus contenidos.

Durante la semana del 27 de junio al 1 de julio de 2016, la Asociación de Consumidores de Medios Audiovisuales ha seguido los contenidos de 70 emisiones en ese horario de superprotección y ha detectado que 45 de ellas no respetan la ley audiovisual.

Antena 3 y Telecinco vulneran el Código y la Ley en el 100% de su programación. Los principales espacios conflictivos para el menor son Acacias, 38 (TVE), Seis hermanas (TVE), Amar es para siempre (Antena 3), El secreto de Puente Viejo (Antena 3), Sálvame naranja (Telecinco) o Más vale tarde (La Sexta), entre otros.

La falta de adecuación al horario se presenta de manera diversa en la ficción que en los otros géneros. Por un lado, en los talks shows vespertinos se da una mala praxis de la profesión periodística que se basa en el sensacionalismo y en las conductas asociales, como son la burla, la crueldad, el sexismo y el menosprecio a la persona (Sálvame naranja o Zapeando).

Por otro, los culebrones se basan en temáticas conflictivas para adultos, además de estar presentes la violencia física, el sexo implícito y de utilizar un vocabulario poco educativo para menores de edad (El secreto de Puente Viejo o Seis hermanas).

El-Secreto-de-Puente-Viejo-0708-BlogACT3

Frente a este hecho, el presidente de la Asociación, José María Guerra Mercadal, declara que “hace falta que las televisiones reconduzcan el modelo que ellas mismas han creado. Han firmado un pacto de autorregulación y están bajo una ley que no cumplen respecto al asunto más importante: la infancia”. Guerra también hace un llamamiento especial: “Ahora que estamos en tiempo de verano, de vacaciones escolares, los espectadores pedimos que las cadenas sumen y no resten para que el tiempo de ocio de los niños y niñas que no tienen acceso a actividades fuera de casa sea positivo. Ver la televisión no es lo único que tienen que hacer, pero la realidad es que muchos se encuentran ante ella un rato cada tarde. Este rato es, justamente, al que tenemos que prestar mayor atención”.

Nota-Prensa-Asociacion-Julio-2016

Al mismo tiempo, la Asociación reclama que las cadenas introduzcan un sistema de control parental en los contenidos que cuelgan en sus plataformas digitales. La migración del consumo juvenil hacía estos nuevos sistemas convierte en prioritario esta medida que la Asociación lleva solicitando desde hace más de tres años.

En ambos casos, el del consumo tradicional y el digital, se insta a las autoridades y a los organismos públicos competentes a que trabajen con más urgencia en la línea de ofrecer al menor un entorno audiovisual seguro.