El terror tiene nombre propio

resident7_blogvj0602

La crítica del principiante

La calificación lo deja bien claro: +18. Resident Evil 7 es un juego estrictamente para el público adulto. Tanto la tensión que produce como los momentos de miedo hacen que no sea apropiado para niños ni jóvenes. Las estancias tétricas y las secuencias de acción violenta refuerzan lo mencionado.

Ahora bien, igual que en ocasiones no podemos recomendar juegos ni para el público adulto por su contenido inapropiado, en el caso de este título es diferente. Se trata de un título de terror destinado a un público concreto, quienes disfrutarán con lo que van a encontrar. Y en esto cumple perfectamente. No se trata de una propuesta de violencia gratuita en el que aplastamos a zombies sin más, sino que es una aventura de supervivencia extrema.

Mezcla de géneros

Resident Evil 7 no es un juego de acción estrictamente, pese a que lo parezca. Entremezcla perfectamente la exploración, los puzles y acción. De este modo, nuestro cometido es avanzar a medida que rastreamos los detallados y desaliñados escenarios. En muchas ocasiones nuestro avance se verá detenido por acertijos que nos obligarán a encontrar un objeto o a pensar en su posible solución.

Y es que, desde el primer minuto el juego nos mantiene en una tensión total. Encarnando al citado Ethan, nos movemos en primera persona, pudiendo ver lo que verían sus ojos. Con no más arma que una linterna, nos adentramos en una casa tétrica, lúgubre y desaliñada. La oscuridad, los ruidos sin sentido y las estancias cerradas hacen el resto. Con todos estos ingredientes, pasaremos miedo como en pocos videojuegos.

Tampoco faltan los momentos de acción en los que nos enfrentamos, o bien a la familia antagonista, o bien a criaturas amorfas. Pese a que no son excesivamente abundantes, sí que son grotescos y muy violentos. Nos defenderemos con hachas, cuchillos y pistolas, siendo las escenas algo desagradables.

Conclusiones:

Resident Evil 7 es un juego de terror como pocos. Da miedo, causa tensión y provoca tal sugestión que estaremos más pendientes de qué puede pasar que de la acción real. Combina perfectamente exploración, puzles y momentos de disparos. Eso sí, es visceral y explícito. Sólo recomendado para mayores de edad que les guste este estilo de producciones.