¿Es necesaria la formación audiovisual?

14-4-16-2-blogtac
Desde la llegada de internet y la avalancha de información y posibilidades que poseen los menores para estar conectados a todas horas, sin criterio ni supervisión, la educación audiovisual es un reto permanente. Superados por las redes sociales, los juegos online, las app de comunicación instantánea, los padres son conscientes de los riesgos que conlleva un mal uso de la tecnología. Para ayudar a entrar, entender o aprovechar las ventajas de esta era digital, la Fundación Aprender a Mirar pone a su alcance un servicio integral para la educación de los menores (y también de los adultos) en las TIC.

Objetivos y características

Se trata del Programa de Educación Audiovisual (PEA) y está pensado para trabajar con todas las partes implicadas en la educación de los menores: profesores y padres, pero también con los alumnos.
Las conferencias y los talleres se combinan con información (analizada y contrastada) sobre los diferentes contenidos que ofrecen las pantallas: editar un perfil seguro, no depender de nuestro “yo” digital, saber navegar sin riesgos, elegir qué programa o película queremos ver, tener herramientas para su análisis crítico o conocer los trucos publicitarios, entre otros.
Por otro lado, el PEA estudia la influencia real de las tecnologías aplicadas al aprendizaje y las consecuencias en el desarrollo cerebral de los menores. ¿Es mejor una tablet o un libro? ¿Tomar apuntes a mano o tener toda la información digitalizada? Estas solo algunas cuestiones que se plantean y para las que todavía no hay una respuesta contundente. Por eso, son muchas las posibilidades que ofrece la Fundación Aprender a Mirar a través del PEA.
Para ello, los formadores de la Fundación recibieron varias sesiones en julio para actualizar sus conocimientos y aplicarlos en las diversas conferencias que, a partir de septiembre, han empezado a impartir por toda España.

Si desea organizar alguna actividad en un centro escolar, contacte con nosotros.