Mañana empieza todo
Título original
Demain tout commence
Año de producción
2016
Publico
Valoración
Lenguaje
Duración
115'
Fecha de estreno
31/03/2017
País

Mañana empieza todo

4 / 6
Humor 3/5
Acción 1/5
Violencia 0/5
Sexo 1/5

Ya hemos visto a Omar Sy en Intocable y Samba y no dudamos de su carisma. El largometraje de Hugo Gélin, basado en la mexicana No se aceptan devoluciones, ha triunfado en las taquillas francesas.

Mañana empieza todo sigue la estela de Intocable. Cuenta con una historia entrañable, que esta vez gira en torno al amor paternal. A esto se le añaden los gags muy acertados de mano del protagonista y de su mejor amigo homosexual, que funciona como el “buenismo” personificado.

La problemática de la madre que abandona a la hija, el arrepentimiento y las segundas oportunidades para construir una familia son los temas que el director ha sabido acompasar. A base de pinceladas a lo largo de la película, Gélin no termina de ahondar en el drama y acaba suavizando el argumento con buenas dosis de humor y de acción.

Aunque a veces chirríe el tono exagerado del protagonista, este filme europeo sacará muchas sonrisas al público, que podrá disfrutar de cada uno de los personajes, además de conocer el debut de la pequeña Gloria Colston.

Firma: Elena Mira


Una reacción en “Mañana empieza todo

  1. Ayer fuimos a ver esta película. No me gustó el enfoque que da de la familia, pues aunque la intención de hacer feliz a la niña haciéndole pensar que su madre está de viaje en viaje pero que la quiere, es buena, no deja de haber elementos dañinos como que el homosexual hace el papel de madre y quiere a la niña mejor que la madre real, o que la profesora antipática es cristiana (lleva una cruz bien visible en varios primeros planos), o que la mentira es lícita si es por el bien del otro (cosa que no es cierta y además abre la puerta a muchas atrocidades).
    Algo de bueno tiene la película, ya que al menos la madre no abortó cuando supo que estaba embarazada.
    Pero no nos engañemos: disfraza de bueno algo que en sí es caótico, desordenado y dañino: cuando uno actúa egoísta e irresponsablemente, las consecuencias pueden ser muy duras, y el mal se sucede en efecto dominó: si la madre no hubiera banalizado el sexo desde un principio acostándose con unos y con otros, todo este problema se hubiera evitado, y ella probablemente no hubiera sufrido tanto desequilibrio mental como demuestra tener, ni hubiera traído al mundo a una niña para después abandonarla, ni le hubiera hecho pasar tanta dificultad al padre que cría a la niña. Todo un mal en cadena, fruto del egoísmo, de la falta de madurez, de la falta de responsabilidad, y fruto de la decadencia social a la que estamos sometidos.

Leave a Reply