Título original
Hispania, la leyenda
Género
Cadena TV
Emisión
Temporada
1
Lenguaje
Valoración
Publico
()
Duración
50'
Fecha de producción
2010
País

Hispania, la leyenda

2 / 6
Humor 1/5
Acción 3/5
Violencia 3/5
Sexo 2/5

En medio de todo el boom de series españolas, Antena 3 ha decidido que ha llegado la hora de retratar la vida de uno de los héroes hispanos más importantes de todos los tiempos: Viriato. Este pastor lusitano, a la altura de Aníbal o Espartaco, se levantó en armas en contra de la opresión de su pueblo por parte de la imponente Roma en tiempos de la República, llegando a reinar en media Península Ibérica.

Nos encontramos en el siglo II a.C., las tres Guerras Púnicas han alcanzado su fin e Hispania ha sido un territorio clave para detener el avance cartaginés. Ha empezado la romanización y muchos de los pretores destinados en esta tierra la dirigen con mano férrea.

El contexto histórico de Hispania es muy novedoso en la pequeña pantalla, ya que es la primera vez que se produce en nuestro país una serie de temática péplum que, además, convence a público y crítica. No es para menos, los capítulos están bien estructurados, distribuyen las dosis de acción de forma que el espectador no se aburra y la trama sale enriquecida por estar construida en dos pilares claves: la interesante figura de Viriato (su mentalidad estratégica en la batalla, junto con los valores heroicos que rigen su vida) y el uso de planos bastante trabajados para las escenas de contiendas. Otro punto a favor es que las subtramas no deslucen y están bien acopladas al relato principal, en particular, la historia de los personajes interpretados por Juan José Ballesta y Ana de Armas.

Con respecto a las actuaciones, destacan los más veteranos, con Roberto Enríquez y Lluís Homar a la cabeza. Sus interpretaciones se sustentan en un guión que peca de expresiones lingüísticas parecidas a las actuales, pero no a la hora de construir las psicologías –sobre todo la del soldado sanguinario en la piel de Jesús Olmedo-.

Dicho esto, no se puede obviar que todavía queda camino por recorrer en lo que a vestuario y decorado se refiere, más si lo comparamos con otras series ambientadas en el periodo romano. Sin embargo, el atrevimiento de la propuesta (8.300 metros cuadrados de decorados entre platós y exteriores) merece un voto de confianza.

En resumen, un producto entretenido que sorprenderá a muchos por su calidad e innovación técnica, teniendo en cuenta que Antena 3 no es la BBC. Sin embargo, pone demasiado énfasis y en la violencia y el sexo.

Firma: Andrea Rodríguez