Just Cause 3
Género
Subgénero
Edad recomendada
+18
Edad
Valoración
Lenguajes
Castellano
En línea
No
Fecha de estreno
01/12/2015
Jugadores
1
Precio
69,95€

Just Cause 3

1 / 6
Humor 1/5
Acción 5/5
Violencia 5/5
Sexo 1/5

La crítica del principiante

Acción, acción y más acción. Esta es la fórmula que presenta Just Cause 3, un título que no nos deja descansar ni un momento y en el que tendremos que destruir todo tipo de instalaciones e infraestructuras enemigas.

A por el dictador

Una vez más, y ya van tres, nuestro cometido es el de acabar con el gobierno dictatorial de turno. En esta ocasión, nos trasladamos a Medici, un conjunto de tres islas que están siendo sometidas al yugo del General Di Ravello. Como parte de la resistencia, el objetivo será liberar los distritos y ciudades de la isla y acabar con tan malvado tirano.

Sandbox puro y duro

Bajo el subgénero de “sandbox” englobamos aquellos juegos que presentan un mundo abierto por el que movernos libremente. En este entorno se presentan misiones principales, secundarias y todo tipo de elementos de exploración y coleccionables. Esta es la definición perfecta para Just Cause 3.

Encontramos todo tipo de tareas por realizar en cada una de las islas. Desde liberar distritos y ciudades, acabar con instalaciones enemigas o recoger todo tipo de coleccionables. Cada provincia tiene varios pueblos, puestos de guardia y bases de vigilancia y, cada uno, su propia lista de objetos a destruir –como radares antiaéreos, comisarías, etc.- Con todo ello, el objetivo será el de sembrar el caos.

Las misiones principales, sin ser excesivamente originales, resultan entretenidas. Incluyen secuestros, persecuciones, protección… Son menos repetitivas que las secundarias.

Violencia por cielo, mar y aire

Si por algo se caracteriza el título es por el uso indiscriminado de la violencia. El protagonista viene a ser un superhéroe sin capa ni máscara, capaz de realizar todo tipo de acciones irreales sin despeinarse. Con todo, resulta alocado, absurdo y muy espectacular.

¿Cuánto dura la diversión? Lo que tarda en aburrirnos el hacer todo tipo de excentricidades. Para intentar que nuestra atención sobre el juego dure algo más, podemos surcar los mares nadando o buceando; volar por los cielos con una especie de aletas o con avionetas; y, lógicamente, recorrer las islas a pie, en coche o con nuestro gancho, con el que nos movemos rápidamente.

Matar por matar

Si nos paramos a analizar su contenido, Just cause 3 es francamente pobre. Ofrece violencia pura y dura y acción desenfrenada. Con una historia pobre y unas misiones repetitivas, su cometido se acaba resumiendo en hacer volar por los aires todo aquello que se nos antoje, matar a cuantos más enemigos mejor y robar cualquier vehículo que aparezca. En resumen, viene a ser un GTA peor hecho a nivel técnico y algo menos explícito, pero con la misma idea.

Lo mejor:

Los parajes naturales son preciosos.
La idea de derrocar al dictador no es mala.

Lo peor:

Fórmula que se resume en hacer el cafre.
Violencia por violencia.
La diversión dura lo que tardamos en aburrirnos de volar todo por los aires.

Conclusiones:

Just Cause 3 es un título de acción que ensalza la violencia sin sentido y que acaba convirtiéndose en repetitivo. Pretende copiar algunas ideas de otros títulos de acción violenta como GTA pero ni siquiera en eso es resultón. Tampoco es un juego de espías, donde se podría entender cierta violencia, sino que todo tiene un estilo más desenfadado. En esencia, un título que no aporta nada destacable. Recuerda a algunas películas de serie B protagonizadas por Steven Seagal en las que las situaciones violentas y absurdas se sucedían durante 90 largos minutos.

Firma: J. Carlos Amador