Los mejores del año… de momento

mejoresverano-blogvj2707Un clásico renacido:

Crash Bandicoot ‘n Sane Trilogy (PS4, +7): uno de los juegos más esperados del año por varios motivos. Por un lado, porque los más veteranos disfrutamos muchísimo, en su día, con las aventuras de Crash, por lo que la simple idea de volver a jugarlo, es increíble. Por otro, porque se trata de una recopilación que incluye tres juegos en uno, por lo que ofrece una buena cantidad de contenido. El resultado cumple con todo y es simplemente espectacular.

Crash Bandicoot ‘n Sane Trilogy es uno de los mejores plataformas que hemos jugado en muchos años. Así de contundente y claro. Este compendio de tres aventuras encantará a niños, jóvenes y adultos. Es sencillo por momentos pero tiene puntos de exigencia considerables. Es variado –con fases en 2D, 3D, enemigos finales, nos permite conducir vehículos-, es desenfadado, colorido… En resumen, una de las mejores propuestas por el año. Y más, si comparamos calidad-precio, pues sale al mercado a un precio inferior al normal.

A toda velocidad:

Dirt 4 (PS4, XOne, PC; +7): Como siempre, la gran baza de Dirt 4 es la sensación que transmite al jugarlo. Es increíble ver y sentir como es completamente diferente cuando corremos sobre asfalto, nieve, grava o barro. El coche se comporta de manera totalmente distinta, aparecen averías específicas según la superficie y la adherencia es mayor o menor según el caso. Todo es tan real que tenemos que buscar el equilibrio entre aceleración, frenada y cómo tomamos las curvas para no quedarnos atrás en el cronómetro.

Dirt 4 es uno de los mejores juegos de carreras que hemos probado desde hace mucho tiempo (y no son pocos). Esta entrega ha juntado lo mejor de Dirt 3 y de Dirt Rally, creando un título completo, a la par que exigente. La posibilidad de adaptarlo completamente a nuestra pericia y estilo hace que sea ideal tanto para veteranos como para noveles. La gran variedad de opciones, así como el realismo visual son otros dos puntos a su favor.

Una aventura colosal

Legend of Zelda: A breath of the Wild (Switch, Wii U; +7): la nueva anvetura de la saga nos vuelve a meter en la piel de Link, que tras haber pasado cien años dormido, “vuelve” a la vida para enfrentarse al malvado Ganon, liberar a la princesa Zelda y reconstruir el maltrecho reino de Hyrule.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild es uno de los mejores títulos a los que hemos jugado en los últimos años. Su propuesta respeta la saga pero innova en todo. Es ambicioso pero consigue cumplir con todo lo que propone. La libertad es gigantesca y todo lo que habita y existe en Hyrule tiene una razón de ser. Su fórmula de acción / recompensa da sentido a que investiguemos el extenso mapa. Y, por si fuera poco, su calidad gráfica es brutal –especialmente en Switch, aunque también en Wii U-. muy recomendable.

Construye sin límites

Lego Worlds (PS4, XOne, PC; +7): Lego Worlds es un grandioso videojuego. No sólo por su propuesta, sino porque cumple con lo que siempre habíamos esperado de un juego del estilo: que podamos construir lo que queramos, con la única barrera de nuestra imaginación. Así arranca una propuesta que nos llevará a recorrer todo el universo para buscar piezas doradas con las que reparar, primero, y mejorar, después, nuestro cohete.

Lego Worlds es un interesante título de construcción y plataformas. Combina todos los elementos que han hecho triunfar a Minecraft con un estilo propio del universo Lego. Con infinitas posibilidades, sólo nosotros le ponemos barreras a la creación de todo lo que queramos. Una opción muy recomendable para todos los públicos.

Acción para adolescentes y mayores

Horizon: Zero Dawn (PS4; +16): esta aventura nos presenta a Aloy, una joven que parte casi como una paria de su tribu y que intentará progresar, demostrando que es mucho más válida de lo que parece. Todo ocurre en medio de un mundo que parece prehistórico y que es habitado, además de por humanos, por una especie de dinosaurios robóticos.

Horizon Zero Dawn es una aventura en mayúsculas. De lo mejor que hemos jugado en lo que llevamos de año. Combina perfectamente las plataformas, la acción, los puzles, la exploración y el sigilo. Con todo, resulta un juego redondo dirigido al público adolescente-adulto, tanto por sus mecánicas como por su complejidad.