Nintendo Switch, ¿vale la pena?

switch_blogvj0603

Ya han pasado unos meses desde que Switch llegara al mercado. El resultado, a nivel de ventas, ha sido muy positivo. Nintendo ha superado con creces las expectativas que tenía. Esto automáticamente significa que las compañías externas van a confiar en la consola para publicar nuevos juegos. Sin embargo, y en paralelo, actualmente está siendo casi una quimera encontrar una consola. Es la parte negativa del exagerado éxito de estos primeros meses. Nosotros nos preguntamos, ¿vale realmente la pena?

A favor:

Si por algo ha destacado esta nueva máquina es por juntar, en un mismo dispositivo tres formas de jugar: consola de sobremesa, portátil y Tablet. Sin duda, Switch pretende revolucionar el mundo de los videojuegos y con esta propuesta bien puede conseguirlo. Así son sus tres funciones:

Portátil: como si de un nuevo modelo de 3DS o PSVita se tratara, Switch permite jugar en cualquier lugar. La pantalla de 6,2 pulgadas tiene una resolución excelente y su batería tiene una autonomía pensada para durar entre tres y seis horas –según el brillo y otros ajustes-. A pesar de que el tamaño de la consola puede resultar algo grande, lo cierto es que nos acostumbramos a ella rápidamente y no resulta nada incómoda. Y por si fuera poco, la consola no tendrá bloqueo regional, es decir, que funcionarán en ella todos los juegos, ya sean americanos, europeos o asiáticos.
Tablet: si preferimos disfrutar de contenido multimedia o compartir una partida con quien queramos, tenemos la opción de usarla como una tablet o una pequeña tele portátil. El método es muy sencillo: extraemos los controles laterales de su versión portátil y usamos cada uno de ellos como un mando independiente, por lo que la diversión no será solo para uno, sino para dos jugadores.
En la televisión: la tercera opción es la de conectarla directamente con la pantalla grande. Simplemente colocando la portátil en un soporte, la imagen aparece en el televisor y podemos disfrutar de ella como consola de sobremesa.
Como podéis ver, la versatilidad de esta consola nos ha parecido un gran punto a su favor. Es, sin lugar a dudas, el cóctel perfecto para poder jugar dentro y fuera de casa.

En contra: pocos juegos

Es cierto que durante los meses de otoño nos llegarán bastantes títulos. Algunos de ellos esperan convertirse en éxitos, como Mario Odyssey, Fifa 18, DB Xenoverse 2, NBA 2K18… Sin embargo, si tenemos la consola y queremos jugar durante el verano, pocas opciones de calidad podemos encontrar:

Zelda: Breath of Wild: la nueva aventura de Link es el primer y gran reclamo de Switch. Uno de los juegos más esperados se estrena a su vez en la nueva consola y en Wii U. Sin duda es un gran título del que disfrutarán jóvenes y adultos. Con el objetivo de salvar Hyrule una vez más, el intrépido Link vivirá una aventura única. Con toques de acción, plataformas, puzles y hasta rol, aúna todos los ingredientes para convertirse en todo un referente.

1-2 Switch: como es ya costumbre en toda consola de Nintendo, con cada lanzamiento llega un título repleto de minijuegos que, si bien no será recordado por su calidad técnica, tiene el objetivo de mostrar las características de la consola y divertir a los jugadores. Ideal para jugarlo en compañía.

Mario Kart 8 Deluxe: Con la misma esencia de toda la vida, consigue innovar lo justo para que el resultado sea igual de brillante que siempre. Es cierto que alguna modalidad extra no le hubiera venido mal, pero el conjunto es tan redondo y completo que se le puede perdonar ese pequeño defecto.