Si fueras tú

Una joven de 17 años se muda con su tío a una urbanización en busca de una nueva vida. Sin embargo, su parecido con una chica desaparecida hace justo medio año le complicará las cosas. Televisión Española y su equipo de El Ministerio del Tiempo innovan con este espacio transmedia que estrena capítulo cada lunes a las 21 horas en su web.

Transmedia es sinónimo de utilizar todas las plataformas digitales posibles para llegar a un mismo producto. Es decir, el espectador puede participar en Si fueras tú a través de Facebook, Instagram, Twitter, la propia web de la cadena e, incluso, se ha abierto un chat de WhatsApp.

Lo curioso de esta propuesta es la invitación que se hace a su audiencia para participar en las decisiones de la protagonista y variar, así, el rumbo de la historia. A modo de esos libros en los que el joven lector podía elegir continuar la narración en una página u otra, la serie acaba planteando un dilema a los espectadores: si fueras tú ¿harías esto o lo otro? Y es entonces cuando la opinión de la mayoría reconduce el guión.

Si fueras tú

Tengamos en cuenta que…

Este sistema de trabajo complica el rodaje, ya que, a una semana vista se debe organizar todo según los designios de sus consumidores. Por tanto, la duración de cada entrega es de apenas diez minutos y, además, puede que uno no forme parte de la mayoría, así que el interés decrece según los vaivenes del guión.

La historia, con un buen gancho de partida pero simple en su desarrollo, será más o menos interesante según su evolución. Aunque no dudamos de que, en última instancia (o no tan última), los guionistas tienen la capacidad de llevarnos por donde convenga más.

Sus protagonistas, y el reparto en general, no poseen una gran capacidad para la interpretación. Sin embargo, podemos seguir la serie más por su envoltura que por sus componentes y distanciarnos de los árboles para ver el bosque que, al final, es lo original del producto.

Así, concluimos que se trata de una apuesta novedosa por su formato de consumo audiovisual, imprevisible por la participación de la audiencia y excesivamente corta por la complicidad de su rodaje. Veremos si la cadena se hace con el público al que se dirige.

Os dejamos, a continuación, el primer capítulo de la serie que, con una duración más larga de lo habitual, presenta la historia y plantea la primera decisión que debe tomar su audiencia.