El incidente
Título original
El incidente
Género
Cadena TV
Temporada
1
Lenguaje
Valoración
Público
()
Duración
70'
Fecha de producción
2017
País

El incidente

2 / 6
Humor 0/5
Acción 1/5
Violencia 1/5
Sexo 1/5

Algo inexplicable está pasando en una pequeña localidad de la sierra donde los animales mueren y los enfermos despiertan del coma. Misterio, sucesos sobrenaturales y secretos que verán la luz en esta serie de Boomerang TV que no llega a ser lo que promete.


Al ver una serie, siempre debemos pactar con alguna premisa y, en este caso, nuestro pacto es con lo sobrenatural. Aceptamos la idea de que lo que nos van a explicar en El incidente nada tiene que ver con la realidad pero, aunque increíble, seguimos pidiendo a la historia que sea verosímil, coherente y original.

Sobre la lógica de la narrativa solo algunos detalles escapan a la razón (como el hecho de solicitar ayuda urgente por correo postal en vez de por internet), son pormenores que no van más allá de una necesidad del guión. No obstante, lo que sí llama la atención es la poca singularidad de los misterios que plantea la serie.

Partimos de la base de que el espectador ya ha visto otras propuestas similares, además venidas de países con mucha más experiencia (hablamos, por ejemplo, de La cúpula o Wayward Pines) y, para convencernos, el título debería aportar novedades. Por el contrario, es demasiado habitual arrancar la historia con un despertar del coma, un embarazo “milagroso” (incluso el personaje tiene el descaro de llamarse María), una lluvia de pájaros, etc.

Aunque compremos todos estos tópicos, necesitamos que el misterio sea más sutil y las relaciones más profundas (no convence la acelerada amistad entre Tania y Ana, la aparición temprana del acosador, los complots urbanísticos del alcalde o Daniela como abanderada de la verdad y el derecho a la información).

Y es que, a pesar del buen trabajo de casting, las localizaciones y rodajes en exteriores, la proposición de un nuevo género seriado y los esfuerzos del montaje, a El incidente le falta gancho, carece de personalidad y trata al espectador como un novato en la ciencia-ficción. Todo ello no excluye un reconocimiento a la innovación (o al intento) y tampoco deja de lado al público adepto al género que puede disfrutar con esta propuesta, aunque no sobresaliente, sí suficiente.

Firma: Mar Pons


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.