Estoy vivo
Título original
Estoy vivo
Género
Subgénero
Cadena TV
- Emisión
Temporada
1
Lenguaje
Valoración
Público
()
Duración
70'
Fecha de producción
2017
País

Estoy vivo

3 / 6
Humor 1/5
Acción 2/5
Violencia 2/5
Sexo 0/5

Por ahora, Estoy vivo se presenta como un título a tener en cuenta, que se puede ver con la tranquilidad de la ausencia de cortes publicitarios. Parece adecuada para una audiencia amplia y no se excede en contenidos violentos o de corte adulto. No obstante, esto se escribe tras un solo capítulo así que, en unas semanas, habrá que revisar estas primeras impresiones y corroborar (o no) las buenas sensaciones que nos ha dejado este estreno de TVE.


Es curioso como bajo un mismo nombre, Daniel Écija, se encuentran títulos tan dispares como la incomprensiblemente longeva Águila roja, la innovadora Vis a Vis o la trasnochada Anclados. Ahora, también de su mano, nos llega Estoy vivo, una ficción que combina el género policíaco, el humor y los tintes sobrenaturales. Este es, por ahora y sin duda, uno de sus mejores títulos y una positiva novedad en la pequeña pantalla.

Poco a poco, vamos viendo cómo la industria de nuestro país se crece con ofertas de valor –narrativo y visual– como La casa de papel, Pulsaciones o Sé quién eres. Pero, lo mejor de Estoy vivo es su apuesta por tratar de cruzar el límite de lo real e introducir un componente de trascendencia sin complejos, con decisión y con ingenio.

En un principio, puede chocar ese limbo futurista y sus habitantes. Sin embargo, solo hay que dejar que los personajes hablen, que la acción se desarrolle y que los acontecimientos se desenvuelvan entre la comedia y el drama, la tensión, el suspense y la acción y, lentamente, entramos con el protagonista en su nueva vida y queremos saber más.

Personajes como Manuel (Javier Gutiérrez) o el Enlace (Alejo Sauras) le dan a esta serie personalidad. Destaca el trabajo de diálogos y la intención de encajar las piezas de forma coherente (sin abusar del componente extraordinario), la voluntad de crear personajes con historia y recorrido y el esfuerzo de una filmación ágil e intensa.

Firma: Mar Pons


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.