Masha y el oso
Título original
Masha i Medved
Subgénero
Cadena TV
Emisión
Valoración
Público
()
Duración
7'
Fecha de producción
2009
País
,

Masha y el oso

3 / 6
Humor 2/5
Acción 2/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

La serie es la adaptación animada de los cuentos populares rusos protagonizados por una pareja muy dispar: una niña y un oso. Masha, reúne singualridades propias de los niños. Su carácter infantil la hacen imprevisible, tan pronto es tierna, adorable y dulce como, de pronto, puede estallar en una rabieta si algo la contraría. Es, además, aventurera y sumamente insistente.

Oso, sin embargo, tranquilo y bonachón, sólo busca pasar apaciblemente su jubilación. Retirado a su casa-árbol del bosque, le gusta practicar sus hobbies favoritos, entre los que destacan la lectura, tocar la guitarra o cuidar su huerto de zanahorias. Pero para el pobre oso, las cosas no van a ser tan plácidas… Desde que Masha encontró su cabaña, está decidida a ser su amiga.

El choque de personalidades y el acertado dibujo que se hace de cada una de ellas son la base de una historias que cautivan por su frescura y naturalidad. Sin más intención que la de reflejar un mundo en el que todo es posible, Masha y el oso solo narra encuentros y desencuentros entre dos personajes que se complementan y se necesitan.

A Masha, también se le atribuyen todo tipo de habilidades adultas como cocinar o hacer deporte. Además, vive sola en una cabaña y no hay rastro de padres, familiares o adultos en general. Por su lado, Oso (más persona que animal) puede hacelo todo menos hablar. Claro que esto no es un impedimento para que todos, al final, consigan entenderse.

Con poco diálogo y mucha expresión, la serie, juega también con el humor y la excentricidad de los extremos. Acompañan y enriquecen la trama los personajes secundarios, animales del bosque que, de forma recurrente, aparecen para dar una nota de color.

Masha y el oso es un espacio alegre, tanto en lo narrativo como en lo artístico, y, aunque parece un poco alocada, la escasa duración de los capítulos (apenas 7 minutos) es perfecta para no imprimir en el pequeño espectador la hiperactividad de su traviesa protagonista.

Firma: Mar Pons