Quantico
Títol original
Quantico
Gènere
Subgènere
Cadena TV
Temporada
1
Llenguatge
Valoració
Public
()
Durada
42'
Data de producció
2015
País

Quantico

3 / 6
Humor 1/5
Acció 2/5
Violència 2/5
Sexe 1/5

Quantico es el primer título de Joshua Safran (Gossip girl), la productora de Mark Gordon (Mentes criminales) y la cadena ABC para un público sediento de entretenimiento ligero y eficaz. Esta ficción seriada combina, con equilibrio y habilidad, el drama, la acción, el romance, el suspense y el espionaje. Para ello utiliza, como hemos visto últimamente en Arrow o Forever, el juego de las dos líneas temporales, por eso la historia se desarrolla entre el pasado y el presente de los personajes.

Safran sitúa su trama en un universo poco probable, pero lo hace de forma verosímil. Reúne a un grupo de guapos y guapas en el reparto principal y los coloca en acciones envolventes y trepidantes, sin descuidar las debilidades humanas o los tormentos interiores. Quizá, su mejor logro es hacer todo esto sin pretender ser un exponente de calidad ni originalidad narrativa, porque Quantico no es original, no será jaleada por la audiencia ni por la crítica, pero está bien hecha.

Sin duda, el guión sufre un poco los tópicos del momento: la sospecha injusta hacia todos los que tienen relación con el mundo islámico, la fobias sobre el terrorismo, los abusos del Gobierno americano en pro de la Seguridad Nacional, los superagentes entrenados para ser capaces de cualquier hazaña, los traumas como justificación vital o el sexo vestido de romanticismo. Sin embargo, aún con todo, la serie aguanta el tirón y, por ahora, sabe mantenerse sin cruzar el límite hacia la torpeza épica.

A favor –aunque en contra de los que buscan historias capitulares– juega un guión que desvela información en cada entrega para llegar (esperemos que así sea) a un final que sorprenda. De esta forma, los personajes van recorriendo su historia con coherencia, porque sabiendo dónde deben llegar es más fácil trazar una ruta sin contradicciones. Veremos si la primera temporada cumple con lo que promete y, en caso de una segunda tanda, si la semilla inicial puede dar para más.

Firma: Mar Pons