The Defenders
Título original
The Defenders
Género
Subgénero
Cadena TV
- Emisión
Temporada
1
Lenguaje
Valoración
Público
, ()
Duración
50'
Fecha de producción
2017
País

The Defenders

2 / 6
Humor 1/5
Acción 3/5
Violencia 3/5
Sexo 0/5

Cuatro héroes de cómic se encuentran en esta serie de Marvel para Netflix. Con esta ficción no se vislumbra nada nuevo en el horizonte audiovisual y supone más de lo mismo después de cuatro títulos similares: Daredevil, Iron Fist, Jessica Jones y Luke Cage.


Con buen criterio por parte de sus guionistas, el nuevo grupo de defensores no se crea de la noche a la mañana, ni depende de las órdenes de nadie y, ni siquiera, aspira a ser una patrulla oficial de superhérores. Por el contrario, los protagonistas se tropiezan los unos con los otros de tal manera que la conclusión natural es unir fuerzas contra un enemigo común. Con este planteamiento, el guión se aleja de las posibles comparaciones con Marvel’s, adentes de S.H.I.E.L.D. o con Los Vengadores y añade un toque de originalidad a un inicio que podría haber sido recurrente y escasamente atractivo.

Los primeros episodios se utilizan para situar al espectador en la historia particular de los cuatro protagonistas. Si hemos visto los títulos que tratan de cada uno de ellos acudimos a la cita con cierta ventaja, pero no es necesario saber nada de lo ocurrido anteriormente para entender la trama, ni siquiera las subtramas.

En su argumento, The Defenders no plantea novedades –la predecible conspiración contra una ciudad que acaba frustrándose–. Ni su arquitectura narrativa, ni el montaje, ni el resultado final impresionan o maravillan. De hecho, se trata de una propuesta, más clásica que vanguardista, pensada para contentar a los fans de la saga o a los espectadores amigos del género.

Convence la reunión de los cuatro caracteres tan diversos entre sí y ofrece la oportunidad de empatizar con alguno de ellos, así The Defenders se acerca más a una historia de personajes que a una de acción. Sin olvidar que es la acción (a veces, en exceso violenta) y su puesta en escena lo que la hace también atractiva para público joven.

Al final, su audiencia puede recorrer con tranquilidad las oscuras calles de Nueva York bajo la protección de sus héroes; acompañarles en su lucha individual por encontrarse a sí mismos y enarbolar la bandera de la justicia y la paz. También puede preguntarse, al mismo tiempo que los personajes, cuál es el límite de la violencia, cuándo la defensa personal se convierte en excusa para la venganza, qué valor tiene la vida humana y con qué facilidad se puede perder la perspectiva de los hechos.

The Defenders es un título que queda bien en la parrilla de Netflix, pero que también se queda en lo convencional. Y sin riesgo, en este caso, tampoco hay victoria.

Firma: Mar Pons


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.