Un verano diferente

Si uno busca a qué series engancharse estas vacaciones, internet está lleno de propuestas, incluso esta web Contraste ofrece la posibilidad de seleccionar por públicos o por géneros las series que se analizan en la base de datos. Sin embargo, esta vez te proponemos un verano diferente.

Iniciamos el curso 2016-2017 con la reveladora conferencia del reconocido psiquiatra, psicólogo y profesor universitario, el Dr. Manfred Spitzer. Durante su actuación nos demostró la importancia de una educación alejada de las pantallas. En especial, puso énfasis en la etapa infantil y adolescente, confirmando que las tecnologías debilitan el cerebro e imposibilitan la obtención de aptitudes importantes para la vida adulta.

Puedes volver a escuchar ahora la conferencia del Dr. Spitzer.

Como en este apartado, a lo largo del curso, hemos ido recogiendo las novedades televisivas, creemos que también es interesante proponer alternativas a la televisión. Pero no al electrodoméstico en sí mismo, sino a sus contenidos, que ya se consumen a todas horas y desde todos los dispositivos móviles.

Apagar la pantalla significa vivir en la vida real, disfrutar de las vacaciones en compañía y probar nuevas experiencias. Así que también queremos cerrar el curso con los “consejos Spitzer” y, para ello, destacamos algunos de los más interesantes. Y que este verano sea, de verdad, diferente. Además, te adjuntamos un documento en PDF, puedes imprimirlo y colgarlo en la nevera de casa. ¡Felices vacaciones!

Ideas para un verano diferente

Alternativas a las pantallas

1. Despierta la pasión por conocer: cuanto más sabes, más facilidad tienes para aprender.

2. Vive experiencias: la tecnología provoca que las personas dejen de lado experiencias naturales del ser humano.

3. El tacto es fundamental para el aprendizaje desde la infancia. Con el dedo en la tablet o en la pantalla no puedes educar los sentidos.

4. Cuidado con la dependencia: cuando se utiliza un móvil, la persona empieza a depender del aparto, ya que éste le indica constantemente lo que tiene que hacer. De esta manera, la persona deja de pensar, lo que mata el uso del cerebro.

5. El cerebro no es un sitio de almacenamiento, no funciona como un ordenador, hay que ejercitarlo.

6. El multitasking no existe: si no se profundiza en una sola tarea, no se realiza bien.

7. Aprende a utilizar la tecnología: el uso inadecuado genera ansiedad, depresión, agresividad y, sobre todo, infelicidad.

8. Limita el acceso y la dosis a los más pequeños: establece una edad a partir de la cual, el joven siendo ya más maduro, sabrá utilizarla.

9. Céntrate en los valores: un smartphone no otorga valores como puede ser la empatía, una persona sí.

10. La naturaleza hace a las personas más creativas, mientras que un uso temprano de la tecnología coarta a los pequeños y les impide profundizar y expandir su aprendizaje.