Una aventura épica

dragonquest7blogvj2609

La crítica del principiante

Fragmentos de un mundo olvidado narra la aventura de tres amigos (Auster, el príncipe Kiefer y Mariel) que piensan que, además de la isla donde viven, hay todo un mundo por descubrir. Su curiosidad les llevará a vivir una odisea que los transportará en el tiempo para rescatar civilizaciones perdidas y salvar el futuro.

Para conseguirlo, deberán recoger fragmentos de tablillas y recomponiéndolas, podrán viajar al pasado para subsanar los problemas de aquellos pueblos y hacerlos revivir en el presente. Tarea ardua y larga donde las haya, por lo que debemos armarnos de paciencia.

Rol japonés

En esencia se trata de una aventura donde la exploración es el punto fuerte. Tendremos que recorrer extensos mapas e inhóspitas cuevas para encontrar las ya mencionadas tablillas. Este componente aventurero se complementa con largas conversaciones con personajes que vamos encontrando. Cada uno de ellos nos explicará su historia e incluso nos pedirán ayuda.

También tiene cabida la acción. Eso sí, no resulta ni frenética ni excesivamente violenta. Las disputas se resuelven mediante un sistema de turnos en los que primero atacan unos y otros lo hacen después. Como es costumbre en este tipo de juegos, la magia está presente, si bien de manera desenfadada.

Conclusiones:

Dragon Quest VII: Fragmentos de un mundo olvidado es imprescindible para quienes disfruten con el rol japonés más clásico. Su interesante historia y su tradicional jugabilidad enganchará a aquellos que tengan paciencia para completar este extenso juego. Eso sí, no es un juego para niños, no tanto por la violencia o el uso de la magia, sino por el estilo de juego.

Podéis consultar la crítica completa en nuestra base de datos.