Uso del móvil en clase, ¿sí o no?

bi-uso-movil-aula-noruega

Es el eterno debate que se suscita en los centros educativos entre prohibir el uso del teléfono móvil en clase o aprovecharlo como herramienta educativa. Desde múltiples organismos se anima a usar el móvil para potenciar su uso pedagógico “como herramientas para consultar información, para contrastar hipótesis o para buscar aplicaciones útiles a las materias que se están impartiendo en clase”.

Esto queda claro en cursos más avanzados pero, lamentablemente, el día a día de las clases de primaria y secundaria es muy diferente y los móviles son generalmente un foco de distracción y origen de problemas de conducta por falta de unas normas claras al respecto de su utilización en el aula, situación aún más grave cuando se usa para ejercer ciberbullying.

Algunos centros optan por vetar su utilización, otros dejan la decisión en manos del profesor de turno, lo cual en ocasiones les genera cierta indefensión a la hora de requisar el terminal en caso de uso indebido. En este sentido, queremos destacar una experiencia en Noruega que ha tenido gran éxito y acogida tanto por parte de los alumnos y profesores, como de los padres, y que perfectamente podría replicarse aquí. La iniciativa consiste en habilitar un “hotel” a modo de caja de madera con departamentos donde los móviles son colocados cada uno en su correspondiente estante al llegar a clase y recogidos cuando termina la jornada, de este modo los alumnos saben que su teléfono está seguro, visible y localizable en caso de emergencia, pero asumen que no pueden emplearlo en horas lectivas, ni en el patio, a no ser que el profesor así lo indique para alguna actividad concreta. La medida inicialmente causó escepticismo pero ahora todos la han aceptado de buen grado y la ven muy positiva.


Este artículo se publicó en Internet. Añadir el enlace a tus favoritos.