Cars 3: Hacia la Victoria
Género
Subgénero
Edad recomendada
+7
Edad
Valoración
Lenguajes
Castellano
En línea
No
Fecha de estreno
07/07/2017
Jugadores
1-4
Precio
59,95€

Cars 3: Hacia la Victoria

3 / 6
Humor 2/5
Acción 3/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

La crítica del principiante

Los juegos basados en películas suelen resultar bastante flojos en todos los aspectos. No es el caso del título que analizamos que, sin ser especialmente brillante, cumple en todos los apartados.

Un Mario Kart con licencia

Cars 3: Hacia la Victoria es un videojuego que se basa en la serie Mario Kart, aportando su propio enfoque y con algunos elementos diferenciadores. Su propuesta consiste en pisar el acelerador a fondo para vencer en una veintena de circuitos. Para ello dispondremos de tubos y todo tipo de objetos que nos facilitarán la tarea. Como un arcade de velocidad que es, las carreras son completamente locas, pudiendo pasar de la primera a la última posición en tan solo una curva. Por eso es importante que nos aprendamos los atajos y rutas secretas para llegar con éxito a la meta.

No es sólo un reclamo

El punto diferenciador de Cars 3: Hacia la Victoria con otros juegos basados en películas es que, en líneas generales, es un buen título y muy entretenido.

Encontramos bastantes opciones dentro de Eventos. Carreras, eliminatorias, carreras de combate… Cada una con unas características concretas. A medida que vayamos completando pruebas, desbloquearemos nuevas opciones como Copas o el Parque de Thomasville. Con todo, queda un título muy completo, con ese extra de ir desbloqueando cosas a medida que avanzamos.

Para redondearlo aún más, posee un multijugador local a pantalla partida, una de las opciones más interesantes.

Es cierto que no es un juego excelente porque no aporta nada nuevo que no hayamos visto en otros títulos como Mario Kart. También sorprende en ninguna de las opciones que tiene y que el multijugdor es solo local. Por último, técnicamente, no es especialmente brillante. Sin embargo, es un título que encantará a los más pequeños, tanto por su propuesta como su variedad. El control es sencillo, con un botón para acelerar, otro para frenar, un tercero para derrapar y un último para saltar (lo que nos permitirá rellenar el turbo).

Lo mejor:

Hace justicia a la película.
Es largo y variado.

Lo peor:

No aporta nada nuevo.
Poco reto. Demasiado orientado al público infantil.

Conclusiones:

Cars 3: Hacia la Victoria es un buen arcade de velocidad que gustará a los más pequeños tanto por su fidelidad a la película como por ser un buen videojuego. Muy adecuado para el público infantil.

Firma: J. Carlos Amador