Dirt 4
Género
Subgénero
Edad recomendada
+7
Edad
Valoración
Lenguajes
Castellano
En línea
Si
Fecha de estreno
09/06/2017
Jugadores
1-2
Precio
59,95€

Dirt 4

5 / 6
Humor 0/5
Acción 1/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

La crítica del principiante

Realismo sin igual

Como siempre, la gran baza de Dirt 4 es la sensación que transmite al jugarlo. Es increíble ver y sentir como es completamente diferente cuando corremos sobre asfalto, nieve, grava o barro. El coche se comporta de manera totalmente distinta, aparecen averías específicas según la superficie y la adherencia es mayor o menor según el caso. Todo es tan real que tenemos que buscar el equilibrio entre aceleración, frenada y cómo tomamos las curvas para no quedarnos atrás en el cronómetro.

Sin embargo, Codemasters es consciente de que Dirt Rally, el último título de la saga, se alejaba bastante del público más casual debido a este realismo. Por ello, con esta cuarta entrega numerada, han querido agradar a todos los públicos. Así, desde el menú opciones, podemos configurar el juego como simulador o gamer –arcade-, independientemente de los ajustes personalizados que hagamos. De este modo, se adaptará tanto a los que somos novatos –y queremos disfrutar desde el minuto uno- como a los que son expertos y quieran el mayor realismo posible.

Amplia variedad de opciones

La oferta jugable es tan amplia que no lo acabaremos en meses. Dentro de eventos, encontramos pruebas de lo más variadas tanto para uno como para varios jugadores. Si nos centramos en las opciones para jugarlo en solitario, la más completa es Carrera. Además de crear a nuestro piloto, firmar por un equipo y comprar un coche, tendremos que contratar ingenieros. Estos nos permitirán mejorar para ganar más créditos y, así, conseguir mejores coches con los que asegurarnos la victoria. En esta modalidad encontramos cuatro tipo de pruebas:

Rally clásico. En esta ocasión contaremos con cinco localizaciones: Australia, España, Estados Unidos, Suecia y Gales. Es la opción más tradicional.
Landrush. Esta opción es algo más alocada y en ella competimos contra buggies, camiones y demás vehículos gigantescos. Recuerda, en cierto modo, a los míticos Motorstorm.
Rallycross. Esta recuerda en cierto modo a las carreras de Gran Turismo (además cuenta con las licencias de la FIA). Nos enfrenta a seis pilotos en circuitos estrechos. Cuidado con los choques porque los daños no sólo son mecánicos sino también afectan a la carrocería.
Rally histórico. En esta modalidad pilotamos coches clásicos, cada uno con sus peculiaridades.

A parte del modo Carrera, disponemos de otras opciones que alargan aún más la vida útil del juego. La modalidad Joyride es la vertiente más arcade del título. Aquí disfrutaremos de carreras en las que tendremos que conseguir la mejor puntuación en un límite de tiempo (ya sea completando vueltas o rompiendo protecciones). Por si fuera poco, la modalidad online es más que completa, con desafíos diarios, ligas online y de más opciones que alargan aún más su vida útil. Mientras que en multijugador disfrutamos de las pruebas de Carrera en línea, en competitivo tendremos las mencionadas pruebas diarias y semanales, un completo sistema de divisiones, etc.

Lo mejor:

Gran cantidad de opciones para uno y varios jugadores.
Realismo visual y jugable. Increíble.

Lo peor:

Que no te gusten los juegos de coches.
Es tan amplio que al principio puede abrumar.

Conclusiones:

Dirt 4 es uno de los mejores juegos de carreras que hemos probado desde hace mucho tiempo (y no son pocos). Esta entrega ha juntado lo mejor de Dirt 3 y de Dirt Rally, creando un título completo, a la par que exigente. La posibilidad de adaptarlo completamente a nuestra pericia y estilo hace que sea ideal tanto para veteranos como para noveles. La gran variedad de opciones, así como el realismo visual son otros dos puntos a su favor.
Gustará tanto a niños como jóvenes y adultos. Al ser un simulador deportivo, se ajusta a las reglas estrictas de estos deportes, por lo que no se conduce por conducir. Eso sí, se requiere cierta pericia al mando –o al volante- para disfrutar de él. Por ello lo recomendamos para mayores de 12 años.

Firma: J. Carlos Amador