Dragons Crown Pro

Análisis

La crítica del principiante

La esencia de Dragons Crown es la que os hemos explicado. Se trata de un título de acción en 2D (vamos de izquierda a derecha) en el que nos enfrentamos a hordas de criaturas, haciendo gala de armas de lo más variadas y de hechizos mágicos.

Su estilo es frenético, sucediéndose niveles cada vez más complicados en los que tendremos que ir bien equipados para conseguir llegar al final. No podemos obviar a los tremendos jefes finales, que nos harán sudar para salir victoriosos. El sistema de combate no es tan simple como el de las recreativas de los años 80, sino que contaremos con combos muy diversos y magias.

De todos modos, el juego consigue no caer en el letargo de lo repetitivo gracias a que disponemos de seis personajes para elegir. Cada uno de ellos, con sus habilidades y sus puntos fuertes. Podremos optar entre un guerrero, un enano, un mago, una amazona, una hechicera y una elfa. La elección no resulta arbitraria, sino que será de gran importancia, ya que nos facilitarán la tarea en mayor o menor medida. Unos funcionarán mejor en el cuerpo a cuerpo, otros a distancia… Además, el sistema de progresión de los personajes permitirá desarrollar tanto nuevas habilidades como mejorar el equipo que llevemos.

En cooperativo, mejor

Aunque en solitario se disfruta perfectamente, en compañía es como mejor luce. Podemos jugarlo con hasta tres compañeros más, siendo todavía más importante la elección de los personajes. Y no penséis que por jugar en equipo la cosa se vuelve sencilla. Es difícil como pocos.
Rememorando los clásicos

El apartado visual bebe directamente de los años 80. Todo está dibujado a mano y tanto entornos como personajes están muy detallados. Algunos modelados son excesivamente voluminosos, provocativos y poco adecuados para niños, eso sí. La paleta de colores de los escenarios luce de maravilla.

En cuanto al contenido, está calificado para mayores de 12 años, si bien es un juego enfocado al público más adulto tanto por su propuesta como por su estética y su planteamiento. Sin ser visceral, es un “mata-mata” de toda la vida bastante frenético, y con continuos usos de magia y demás. Lo disfrutarán, sobre todo, los más nostálgicos. Como apunte, esta versión para PS4 viene en castellano –frente a las de PS3 y Vita que venían en inglés-.

Lo mejor:

Rememora los clásicos de los años 80.
La ambientación está muy bien conseguida.

Lo peor:

Genero poco popular entre las nuevas generaciones.
No es un juego para 12 años pese a su calificación.

Conclusiones:

Dragons Crown Pro es un juego de acción que nos permitirá revivir la época en la que con 100 pesetas nos pasábamos horas jugando. Recoge la fórmula de antaño y la adapta a nuestros días sin perder ni un ápice de nostalgia. Esta versión de PS4 viene a conseguir el éxito que no cosecharon las de PS3 y Vita hace cinco años. Si sois de los que pasáis los 30/35 os gustará… pero sino…

ficha técnica

Género: Acción

Subgénero: Acción en 3ª persona, Beat’em up

Plataformas: PS Vita

Fecha lanzamiento: 15/05/2018

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Los más mayores recordarán clásicos como Kinghts of the Round, Golden Axe o Kings of Dragons. Excelsos beat’em ups (o juegos de “yo contra el barrio”) ambientados en una fantasía medieval repleta de dragones y criaturas mitológicas. Ese extinto género que marcó la época de los salones recreativos, revive ahora en consolas con el estudio Vanillaware, creadores de otras interesantes obras como Odin Sphere o Muramasa. Sin embargo, es este Dragons Crown el que más llama la atención. Os lo presentamos.

Idiomas: Castellano (textos)

¿Juego en red?: 1

Número de jugadores: 1-4

Precio: 49,95€ (también en PS3 y Vita)

Distribuidora: Koch Media

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies