For Honor
Género
Edad recomendada
+18
Edad
Valoración
Lenguajes
Castellano
En línea
Si
Fecha de estreno
14/02/2017
Jugadores
1-4
Precio
69,95€

For Honor

3 / 6
Humor 0/5
Acción 5/5
Violencia 4/5
Sexo 0/5

La crítica del principiante

El Guerrero Número 13, Vikingos, El Último Samurái, El Reino de los Cielos… Todas ellas son interesantes películas bélicas con trasfondo histórico en las que se ahonda, de un modo u otro en la forma de ser y de vivir de diferentes pueblos del pasado. Esta es la premisa de la que nace For Honor, la última aventura de acción de Ubisoft. ¿Queréis saber qué nos ha parecido?

Para uno o varios jugadores

Pese a que podemos jugar en solitario en una campaña que roza las diez horas, For Honor está concebido como un título de acción multijugador. Y es que la historia para un solo usuario está pensada a modo de introducción del propio juego, donde se presentan las tres facciones y los controles principales.

Todo nace cuando una catástrofe natural cambia el mundo tal y como lo conocemos. Cientos de años después, las tres facciones protagonistas –caballeros, samuráis y vikingos- viven enfrentados en una lucha constante por el territorio que habitan. Dividida en tres capítulos donde conocemos a cada pueblo, esta campaña nos presenta misiones que siguen, generalmente, la misma estructura: vamos de un punto a otro enfrentándonos a hordas de enemigos y cuando acabamos con ellos, nos enfrentamos al jefe del nivel, que resultará más complicado de vencer.

Acción visceral y explícita

Por si no lo habíamos dicho todavía, For Honor es un juego exclusivamente dirigido a mayores de edad. Tanto su temática como su contenido, todo rebosa acción y crueldad. No en vano, pretende reflejar el modus operandi de tres facciones especialmente beligerantes.

Se ha de decir a su favor que los combates guardan cierto componente táctico. De hecho, más que recordarnos a juegos como Dynasty Warriors (con cientos de enemigos que derrotamos con un solo golpe), las luchas nos recuerdan a títulos como el mítico Soul Calibur de Dreamcast. Así, no todo consistirá en atacar sin ton ni son, sino que deberemos saber cómo cubrirnos y una buena cantidad de combos y técnicas diferentes. Ataques sencillos, otros más fuertes, barra de resistencia, esquivas, empujones, contrataques, venganzas… todas forman un completo y complejo control.

Además, cada facción dispondrá de cuatro héroes distintos (en el caso de los caballeros, por ejemplo, encontramos Guardianes, Pacificadores, Conquistadores y Justicieros), con sus propias técnicas de combate y sus particularidades, por lo que dominar a cada uno es tarea complicada (por si fuera poco cada héroe tiene un rango de proezas que nos permite desbloquear nuevas técnicas a medida que progresamos).

El multijugador es su punto fuerte

Pese a que tenemos una campaña individual, el multijugador es el centro del juego. Sin embargo, no todas las modalidades nos han acabado de convencer. La primera, duelo y pelea, se centra en combates 1vs1 o 2vs2, siendo interesante luchar con otros jugadores, pero con una propuesta demasiado limitada. Combate a muerte y Escaramuza nos proponen enfrentamientos 4vs4 donde tenemos que eliminar a los rivales y conseguir un determinado número de puntos, respectivamente. Por último, Dominio viene a ser la típica modalidad que nos insta a conquistar territorios a los rivales. Formamos dos equipos y tenemos que conquistar tres zonas. Es mucho más interesante -aunque algo caótica cuando aparecen demasiados rivales controlados por la IA-, puesto que el componente estratégico y la cooperación con nuestros compañeros es determinante.

Contenido

A estas alturas ya sabréis que es un juego destinado a mayores de edad. Es grotesco, visceral y violento. Sin embargo, a su favor hemos de decir que la violencia del juego es “justificada” y no gratuita. El objetivo es mostrar la realidad de las batallas de la antigüedad, con todo lo que ello comporta. Es una cuestión de supervivencia. Eso sí, no es nada adecuado para niños ni adolescentes.

Lo mejor:

Las tres facciones tienen sus diferencias.
Los escenarios están muy bien diseñados.

Lo peor:

La campaña para un jugador está desaprovechada. Podría dar mucho más de sí.
Necesidad de estar conectado para jugar.
Que no te guste el estilo demasiado enfocado a la acción.

Conclusiones:

For Honor es un completo y complejo juego de acción. Enfocado principalmente al multijugador, gustará a aquellos usuarios que quieran sumergirse en una fantasía medieval de supervivencia. Sin embargo, está demasiado centrado en la acción, en detrimento de la exploración, la aventura y los puzles. El combate está muy bien implementado y es muy realista, otorgando gran variedad de técnicas y movimientos. Es una lástima que la campaña no tenga más peso.

Firma: J. Carlos Amador


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario