Little Nightmares: Complete Edition

Análisis

La crítica del principiante

Llegó sin hacer mucho ruido pero ha sido galardonado con una buena cantidad de premios. Little Nightmares es el primer juego de Tarsier Studios (co-creadores de Little Big Planet para PSVita) y el resultado no ha podido ser más interesante.

Plataformas para penar

Little Nightmares es un plataformas en 2D aunque se desarrolla en espacios tridimensionales (aunque siempre vamos de izquierda a derecha, tenemos un pequeño margen para subir o bajar). Como tal, lo primordial son los saltos y los puzles en unos escenarios repletos de detalles y en los que tendremos que interactuar continuamente con el decorado. Por lo general, siempre sigue la misma estructura: partimos de la entrada del nivel y tenemos que llegar al siguiente tras resolver un acertijo y superar distintos peligros.

La acción prácticamente no existe, si bien en algunas fases deberemos usar el sigilo y escabullirnos para evitar que nos atrapen los enemigos. Por lo general, tanto en los momentos de plataformas como en los de acción más intensa, lo primordial es buscar la manera de ocultarnos e interactuar con lo que nos rodea para salir airosos. Y creednos que, si bien no resulta demasiado difícil, os avisamos que encontraréis algunos puntos en los que nos costará encontrar la salida (aunque siempre podemos seguir las pistas que nos da el juego).

Se masca la tensión

Pese a que su planteamiento lo hace ideal para todos los públicos, su ambientación lo enfoca a adolescentes y adultos. Nosotros consideramos que a partir de los 14 años se podría jugar sin demasiados problemas pero… ¿a qué se debe, entonces, este PEGI +16? Pues a su estilo lúgubre, casi de terror. Lo cierto es que sin ser un juego de miedo -no se puede comparar con Silent Hill o Resident Evil-, continuamente nos mantiene en ese estado de tensión, esperando el susto en ciertos momentos y recibiéndolo cuando menos lo esperamos.

El diseño de los personajes, entre grotescos y terroríficos, genera la sensación de un mundo de pesadillas del que Six –como se llama la protagonista- debe escapar. Insistimos, no se trata de un survival horror pero mantiene ese nerviosismo en el jugador al más puro estilo de algunos thrillers, lo que hace que no lo recomendemos para niños menores de los 12-13 años.

Lo mejor:

Gran plataformas en el que no solo nos limitamos a saltar, sino también a darle al coco.
Original, poco repetitivo y escenarios muy bien pensados y desarrollados.

Lo peor:

No es demasiado largo (unas 5 horas, aunque tiene coleccionables), si bien la versión de Switch incluye de inicio un dlc que ofrece 2 horas más.
No es demasiado difícil.

Conclusiones:

Little Nightmares ya era un gran plataformas y ahora se adapta a Switch con una versión muy bien realizada que, además, incluye contenido extra. Es un gran juego en el que no solo saltaremos, sino que tendremos que pensar e interactuar con los escenarios. La acción tiene un papel totalmente secundario, dando como resultado una propuesta original y diferente. La atmosfera de tensión está muy bien realizada pero, recordad, no es un juego de niños.

ficha técnica

Género: Plataformas

Subgénero: Terror, Thriller

Plataformas: PS4

Fecha lanzamiento: 18/05/2018

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Llega a Nintendo Switch uno de los títulos que más nos sorprendieron el pasado año: Little Nightmares Complete Edition. Se trata de un plataforma con toques de thriller de terror y muchos puzles que nos harán pensar.

Idiomas: Castellano (textos)

¿Juego en red?: 0

Número de jugadores: 1

Precio: 39,95€ (Switch); también disponible en PS4 y XOne (29,95€)

Distribuidora: Namco Bandai

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies