NBA Live 16
Género
Subgénero
Edad recomendada
+7
Edad
Valoración
Lenguajes
Inglés (voces); castellano (texto)
En línea
Si
Fecha de estreno
1/10/2015
Jugadores
1-2
Precio
69,95€

NBA Live 16

3 / 6
Humor 0/5
Acción 0/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

La crítica del principiante

El año pasado comenzábamos el análisis diciendo que debíamos evitar toda comparación con NBA 2K16. Si partíamos de esa premisa, el resultado era un juego de baloncesto decente. En caso contrario, tenía todas las de perder.

Este año, los chicos de EA siguen evolucionando su propuesta y nos presentan un título que, si bien no llega al nivel de su máximo rival, es una buena alternativa plagada de modalidades.

¿Qué nos ofrece?

En este apartado, la entrega de EA puede mirar a la cara a su máximo rival. Las modalidades son variadas y atractivas y las nuevas incorporaciones le sientan muy bien. Son las siguientes:

Dynasty: típica modalidad donde controlamos a una franquicia tanto en los despachos como en la pista. Diversión para rato.

Estrella emergente: nuestro cometido es el de crear un jugador –podemos incluso escanear nuestra cara para utilizarla en el editor- y llevarlo hasta lo más alto de la NBA.

Live Run: novedad que nos permite jugar partidos online 5 vs 5. Divertido y complicado a partes iguales.

Circuito de Verano: es junto a Live Run la principal novedad. Controlando a un equipo de cinco jugadores con nuestros amigos, debemos recorrer multitud de canchas para disputar partidos que suponen un verdadero desafío.

Big Moments: modalidad que nos propone superar retos vinculados a partidos reales. Complicada.

Ultimate Team: sigue siendo la opción estrella. Pese a que otras se puedan asemejar, su fórmula nos parece excelente. Debemos crear un gran equipo con jugadores que obtenemos de sobres –como si fueran cromos-. A media que superamos partidos, obtenemos puntos y recompensas para adquirir nuevos jugadores, ya sea comprándolos en subasta o con los citados sobres.

Estas son las principales modalidades del juego. Resultan suficientes como para mantenernos enganchados durante meses.

Jugabilidad mejorada pero con fallos

Uno de los aspectos más criticados de las anteriores entregas era la falta de realismo y los comportamientos poco naturales de los jugadores. En general, en esta edición las sensaciones son bastante buenas. Los partidos resultan divertidos y tienen un componente táctico importante para que las jugadas acaben en canasta. La simulación gana peso frente al estilo más arcade de antes.

Eso sí, a pesar de que resulta satisfactorio jugarlo, encontramos todavía grandes problemas relacionados con la IA (Inteligencia Artificial) de nuestros compañeros y de algunos rivales. Es el caso, por ejemplo, de estar defendiendo una jugada y que un jugador rival se escape sólo a canasta mientras nuestro defensor se queda parado. Esto nos ha pasado en varias ocasiones. O, por ejemplo, situaciones en las que un base se hace con el rebote donde estaba en clara desventaja frente al pivot… Son algunos ejemplos de esas situaciones irreales que deberían corregirse para mejorar el resultado final.

Belleza visual

En la ambientación y el realismo de los partidos sí que ha mejorado considerablemente, con unos pabellones bien detallados y llenos de vida. Lo mismo ocurre con los banquillos. Especialmente destacables son las caras de los jugadores más conocidos –no así de otros menos famosos-.

Lo mejor:

Gran cantidad de modalidades.
Partidos más realistas.

Lo peor:

Comportamientos irreales e ilógicos de los jugadores controlados por la consola.
La sombra de 2K16 es muy alargada.

Conclusiones:

NBA Live 16 es un nuevo paso de EA para volver a conseguir un gran simulador de baloncesto. Cada año mejoran la experiencia jugable con nuevas modalidades y partidos más realistas y menos arcades. Lástima de la inteligencia artificial. Si lo analizamos como producto aislado, es recomendable porque refleja de manera muy correcta la NBA. Ahora bien, NBA 2K 16 es una alternativa de muchos quilates.

Firma: J. Carlos Amador