Yo-Kai Watch
Género
Subgénero
Edad recomendada
+12
Edad
Valoración
Lenguajes
Castellano
En línea
No
Fecha de estreno
29/04/2016
Jugadores
1-2
Precio
34.95€

Yo-Kai Watch

3 / 6
Humor 2/5
Acción 2/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

La crítica del principiante

Es imposible que Yo-Kai Watch no nos recuerde a Pokémon. De hecho, se fundamentan en la misma base: coleccionismo de criaturas y aventura con toques de rol. Pero la nueva obra de los creadores de Inazuma Eleven y Profesor Layton también guarda algunas similitudes con estos.

El mundo de los fantasmas

Los Yo-Kai son unas criaturas extrañas y fantasmales procedentes del folklore japonés y que sirven como motor del juego.

La historia se inicia en el momento en que nuestro personaje -Nathan si es chico o Katie si es chica- se encuentra con Whisper, un fantasma que estaba encerrado en una vieja máquina de bolas. Al liberarlo, este le jura fidelidad y le regala un misterioso reloj con el que ver a los Yo-Kai, que habitan alrededor nuestro y que son los responsables de lo bueno y malo que acontece.

Con este pretexto, se inicia una aventura única con el fin de capturar a los Yo-Kai traviesos y solucionar los problemas de Floridablanca, la ciudad donde transcurre el juego. La narrativa está muy presente y hace uso constante de secuencias animadas. Además, los personajes son bastante carismáticos y derrochan humor, aunque demasiado japonés.

Esencia Pokémon

A nivel jugable la exploración es su principal elemento. Conforme nos movemos por Floridablanca, descubrimos nuevos Yo-Kai a los que identificamos con la lupa de nuestra consola. A partir de aquí, las batallas ganan importancia.

A diferencia de las de Pokémon o Inazuma, donde guiábamos a nuestras criaturas o personajes mediantes comandos de ataque, magia, pase, chute, etc. aquí, estas atacan solas.

Nuestro objetivo es el de seleccionar los Yo-Kai que están en vanguardia (de los seis que forman tu equipo), controlar su salud y realizar algún minijuego para conseguir cargar los ataques especiales de cada uno –llamados animáximum-. Sin duda, los combates resultan bastante menos interactivos y entretenidos que en otros juegos del estilo.

Mucho por hacer

Como en otros juegos de rol, tenemos que hablar incansablemente con personajes secundarios, completar misiones alternativas y opcionales –además de las que conforman la historia-, coleccionar Yo-Kais para completar nuestra colección e incluso subir el nivel de los que forman nuestro equipo para que puedan ganar las batallas. Tampoco faltan las tiendas donde compramos pociones y elixires, etc.

Conclusiones:

Yo-Kai Watch
debuta en nuestras tierras tras arrasar en Japón y lo hace con una propuesta que, simple y llanamente, busca enganchar a los más pequeños mediante el coleccionismo, tal y como ya hicieron Inazuma Eleven o Pokémon. Sin embargo, ni sorprende tanto como lo hiciera Pikachu y compañía, ni resulta tan divertido como los partidos de Inazuma. La exploración en unos escenarios muy bien diseñados es su principal baluarte, si bien la pobre historia y un sistema de batalla poco interactivo, le restan muchos puntos.

En cuanto a su contenido, si bien no se trata de un juego violento –de hecho, está catalogado para mayores de 7 años- no consideramos que sea un título ideal para los más pequeños. La historia transmite la idea que todos los problemas y las malas actuaciones están justificadas, lo que exculpa de responsabilidad a quienes las protagonizan. Asimismo, los diálogos son bastante planos y acaban desembocando en batallas de la manera más absurda. Por último, el toque de humor japonés, en ocasiones es algo desagradable.

Firma: J. Carlos Amador