Vuelve un referente de las carreras

gtsport_blogvj

Los simuladores de velocidad están más de moda que nunca. Forza Motorsport 7, Project Cars 2, Assetto Corsa… Ahora le toca el turno a la nueva entrega de la conocida saga Gran Turismo, que llega bajo el nombre de Gran Turismo Sport. Aquí os lo presentamos.

La crítica del principiante: giro de tuercas

La principal novedad de esta entrega es su giro hacia el juego online. Y es que, a diferencia de otros Gran Turismo, el peso del juego reside ahora en el factor social. De hecho, es prácticamente imposible jugar sin conexión internet. Y no nos referimos solo a la suscripción de pago al servicio online de Sony -PS Plus-, sino a cualquier tipo de conexión.

Partimos de la base de que las modalidades para un jugador son muy exiguas. Además, no podremos guardar nuestros avances en ellas si no disponemos de internet, hecho por el que comentábamos la casi obligatoriedad de estar conectados.

Una gran comunidad online

El punto fuerte del juego es su vertiente en línea. En ella justificamos la compra del mismo y donde disfrutaremos durante horas. Las pruebas son infinitas y se abren y cierran en momentos puntuales. Tenemos algunas diarias, campeonatos oficiales de la FIA, carreras privadas… Por lo general, si queremos participar en una (con 23 participantes más), tenemos que inscribirnos y esperar hasta que dé comienzo. Mientras tanto, podemos hacer vueltas de calentamiento o marcar tiempos para conseguir una mejor posición en la parrilla de salida.

El número de competiciones es considerable y esperemos que durante los próximos meses vaya en aumento con otros torneos. De entrada, podemos competir en ligas de pilotos y marcas. Los puntos que consigamos, los podremos usar para desbloquear nuevos vehículos, para perfeccionar el nuestro o para conseguir otro tipo de ítems.

Premiando la deportividad

Pero en Gran Turismo Sport no solo se precia la pericia al volante. Sony ha introducido un rango de deportividad tanto o más importante que el de conducción. El objetivo es evitar que aquellos jugadores tramposos y molestos nos saquen de la pista o provoquen accidentes sólo por el mero hecho de fastidiar. Este sistema nos permite ganar puntos si conducimos de manera limpia, si no nos rozamos con los muro y, en definitiva, si somos respetuosos. Nos parece uno de los mayores aciertos del juego y una manera de premiar a los que no somos tan hábiles. Además, el juego nos obliga a ver dos videos donde se nos habla de la deportividad y es obligatorio verlos sí o sí.

Si queréis conocer la crítica compelta de Gran Turismo Sport, haced click aquí.