YouTube EDU el canal de vídeos dedicado al mundo educativo

youtube-edu-2-artint
Si alguien tenía dudas de que Youtube fuera mucho más que vídeos de gatitos, la Fundación Mayahii y Google se encargan de aclararlo con esta plataforma educativa de conocimiento abierto. En ella, se hace uso del potencial de los vídeos de Youtube y lo pone al servicio de la comunidad educativa.

Youtube EDU es un canal de la plataforma donde se quiere dar difusión a todas las piezas audiovisuales de carácter formativo. Se pueden encontrar tanto lecciones breves como cursos completos de las principales universidades, material de desarrollo profesional y vídeos de los líderes del pensamiento global con los que complementar el aprendizaje en las aulas.

No se trata de una novedad al uso, ya que fue en 2014 cuando Youtube lanzó esta iniciativa en español. En su momento, se inició con una selección exhaustiva de 22.500 vídeos dirigidos a alumnos de Secundaria, cuidadosamente revisados a partir de criterios de calidad educativa y no del número de visitas. En 2015 se llevó a cabo una segunda fase para proveer al canal con una mayor cantidad de entradas en español (abriendo el abanico a otros cursos) que ahora se clasifican por estas categorías: Preescolar, Primaria, Secundaria, Bachillerato, Educación Universitaria, Educación para el trabajo y Educación para la vida. Para esta fase se contó con profesionales de México, Colombia y España, a fin de alcanzar la cifra de 35.000 vídeos educativos en español y más de 150 canales educativos incorporados.

Ahora, se han creado dos espacios adicionales específicamente dirigidos a profesores y a escuelas. En estos canales, por ejemplo, los centros educativos pueden limitar las búsquedas sólo a este tipo de contenidos y los profesores tienen la oportunidad de publicar grabaciones de sus clases, así como ver a otros docentes en acción.

Para crear contenidos en Youtube EDU los profesores pueden seguir las indicaciones detalladas en el siguiente enlace.

Oportunidad desaprovechada

Hechas las presentaciones y, a la vista de que nos encontramos ante una más que interesante iniciativa, toca entrar en materia para analizar el funcionamiento y las posibilidades de sacarle el máximo partido. En otros países, esta misma iniciativa ha tenido un mayor crecimiento y una participación mucho más activa que en el nuestro. Quizá, estemos frente a una enorme oportunidad un tanto desaprovechada; más aún con el enorme potencial que tendría una participación conjunta de las comunidades educativas de todos los países de habla hispana. Es llamativo el desconocimiento generalizado sobre esta plataforma y la escasa repercusión que ha tenido desde su creación, sobre todo, en el mundo académico.

Por mejorar

Por otro lado, si algo bueno tiene la plataforma es el uso de etiquetas para localizar los vídeos que queremos, algo mucho más eficaz que una simple clasificación temática. Sin embargo, el buscador del canal no ayuda demasiado, ya que la barra de búsqueda abarca todo Youtube. Si queremos efectuar búsquedas únicamente en el canal, debemos clicar en la lupa del menú, que pasa desapercibida para la mayoría de usuarios (y ofrece resultados limitados a listas de reproducción y no por vídeos concretos, lo cual le resta mucha eficacia). También se echa en falta la optimización de funcionalidades de filtrado pensadas para el canal en cuestión.

Otro aspecto a mejorar es la visibilidad de los vídeos, ya que si accedemos al apartado “Vídeos” directamente no aparece ninguno al ser terceros los que publican los contenidos. Únicamente los vemos en “Listas de reproducción” y en “Inicio”, donde los vídeos que aparecen tienen entre dos y tres años de antigüedad. A buen seguro resultaría mucho más práctico dar visibilidad adicional a los nuevos que se publican y poder personalizar las áreas temáticas de interés según el criterio de cada usuario.

Las facilidades a la hora de aportar nuevos contenidos tampoco resultan del todo prácticas. Aunque es necesario un control para procurar unos principios de calidad, hay que hacerlo sin que reste dinamismo al crecimiento de la plataforma ni suponga una traba demasiado restrictiva o compleja.

Participación activa y consolidación

Consideramos que la labor de optimizar y maximizar las posibilidades de esta plataforma pasa por implicar directamente a la comunidad educativa y, en especial, al profesorado. Por este motivo, animamos a la participación en la generación de contenido cultural de calidad, y hacemos un llamamiento a Google para que dé un paso más allá e impulse a Youtube EDU tal como se merece un proyecto de estas características.

Por último, cabe resaltar que ni todos los contenidos que muestra son útiles ni todos aceptables. Sin embargo, para que YouTube Edu sea, como se pretende, una herramienta de consulta y de apoyo al docente, también pensamos que la responsabilidad recae sobre aquellas personas, educadores o no, que puedan aportar materiales interesantes y desbancar, así, aquellos que no lo son tanto. Quizá, entre todos, consigamos un espacio colaborativo realmente útil.


Este artículo se publicó en Internet. Añadir el enlace a tus favoritos.